Definición ABC » Social » Exceso de Expectativas

+

Definición de Exceso de Expectativas

exceso-de-expectativasDesde el punto de vista del conocimiento, es muy importante que exista una coherencia entre la interpretación que una persona hace de la realidad y la realidad en sí misma.

Como consecuencia del exceso de idealización, por ejemplo, es posible caer en las falsas expectativas. Es decir, una persona puede esperar demasiado ya sea de una situación concreta o de otras personas.

Tener los pies en el suelo

De un modo positivo, para equilibrar la balanza emocional es muy importante tener un mayor nivel de expectativas sobre uno mismo y menos en los demás. ¿Por qué? Porque es un signo de inteligencia emocional poner el punto de atención en aquello que depende de uno mismo y no en aquello que depende del azar o de la voluntad ajena. Cuando quedamos a la expectativa de algo que no depende de nosotros y ponemos un excesivo valor a ese punto, corremos el riesgo de sufrir mucho.

Expectativas que uno desea pero que tal vez son irreales

De un modo frecuente, las personas aprenden a ajustar sus expectativas personales a la realidad gracias al proceso de madurez que aporta experiencias vitales muy valiosas. Cuando una persona es adolescente, imagina grandes sueños sobre aquello que será su vida en el futuro.

Unas expectativas que en ocasiones se dan de fruces con la realidad y pueden dar lugar a lo que se conoce como crisis de los cuarenta. Cuando la persona cae en una especie de apatía por tantos sueños vacíos de juventud, por todo aquello que parece ser un espejismo.

La realidad es perfecta en sí misma

Exceso-ExpectativasUna persona puede tener un exceso de expectativas en el plano personal o en el profesional. ¿Qué suele suceder cuando una persona desea tanto? Que nada está a la altura de ese ideal esperado, que siempre queda una especie de sabor amargo en el corazón porque nada es tan perfecto como esa ensoñación previa que solo existe en la imaginación.

Cuando nos recreamos en una imagen mental y construimos la realidad a nuestra manera, nos olvidamos precisamente, de que en muchos aspectos la realidad es independiente a nuestros deseos. Por ello, ajustar las expectativas a la realidad es sinónimo de ver las cosas tal y como son en sí mismas.

Como consecuencia del exceso de expectativas no cumplidas se produce la decepción y la desolación del corazón.

 
 
 
Temas en Exceso de Expectativas
 

Redes Sociales