Definición ABC » Social » Valores Éticos: Relativos y Absolutos

+

Valores Éticos: Relativos y Absolutos - Definición, Concepto y Qué es

Un valor ético es un indicador de la conducta que nos permite afrontar nuestra vida cotidiana. Así, cuando tenemos que decidir sobre una acción concreta (por ejemplo, ayudar a alguien o no hacerlo) hay una valoración que nos impulsa a obrar generosamente o de forma egoísta.

Las ideas de justicia, esperanza o solidaridad son valores éticos que se convierten en ideales que influyen en nuestro comportamiento, ya sea en el trabajo, en las relaciones personales o en cualquier aspecto de la vida.

Dos criterios para entender los valores éticos: el relativismo y la universalidad de los valores

La ética es una disciplina de la filosofía y se centra en la reflexión de la conducta moral de los individuos. De manera muy esquemática, se puede afirmar que hay dos planteamientos posibles.

Desde la perspectiva del relativismo, los valores humanos son cambiantes y dependen de una serie de circunstancias (la educación recibida, el contexto social, el momento histórico, etc). Así, un ciudadano de clase alta y con condiciones de vida favorables es previsible que tenga unos valores muy distintos a los de una persona que vive en una favela y en riesgo de exclusión social. Este planteamiento es determinista, ya que x circunstancias vitales implican x valores humanos.

Algunos filósofos consideran que los valores no son relativos sino que son universales y objetivos. Su universalidad radica en que son ideas comunes en todas las culturas y circunstancias. Dicho en otras palabras, la idea de solidaridad o de justicia puede variar en algún aspecto concreto, pero todos los seres humanos tienen una idea de lo que significa la solidaridad o la justicia.

El punto de vista de los sofistas y de Platón

En la Grecia clásica los sofistas y Platón plantearon un debate interesante en relación con los valores éticos. Los sofistas defendían un visión relativista y mantenían que las consideraciones morales eran una simple convención humana (lo que era deseable moralmente para los atenienses podía ser despreciable para los espartanos).

En cambio, Platón defendía que los valores éticos se encuentran en el alma humana como ideas universales y a través del conocimiento es posible conocerlos y ponerlos en práctica. Para Platón, cuando el ser humano identifica los valores éticos en su interior, está en condiciones de llevar una vida justa y en armonía.

Fotos: Fotolia - Photoraidz / alestraza

 
 
 
Temas en Valores Éticos: Relativos y Absolutos
 

Redes Sociales