Definición ABC » Social » Encasillar

+

Definición de Encasillar

Desde el punto de vista profesional, encasillar es una tarea habitual que consiste en clasificar objetos de un mismo tipo. Por ejemplo, el cartero coloca las cartas cada día en su casilla correspondiente. Lo mismo ocurre con el buzón de cartas que llega cada día a la universidad y se coloca cada carta en la casilla del profesor correspondiente. Es decir, se ordena la correspondencia.

Estar estancado a nivel profesional

También desde el punto de vista profesional, podemos decir que una persona se encasilla a sí misma cuando se acomoda en una rutina profesional previsible. Por ejemplo, una actriz puede encasillarse en películas del mismo tipo. A veces, esto ocurre no tanto por una decisión profesional propia, sino por la falta de oportunidades de trabajo interesantes que recibe esa persona. De hecho, muchas actrices y actores atractivos tienen que hacer un gran esfuerzo para no encasillarse a sí mismos en un rol de papeles determinados. Al igual que los actores cómicos también pueden sentirse encasillados para hacer reír y desean abrir nuevas puertas interpretando papeles dramáticos.

Igualmente, cada profesional, desde su puesto y función, puede estancarse en unas funciones que domina y evita salir fuera de su zona de confort. Cuando nos encasillamos en una tarea específica, limitamos nuestro potencial.

Especialmente, en una sociedad en la que las empresas demandan cada vez con más frecuencia, profesionales con capacidad de aprendizaje constante para asumir nuevas funciones. En el género del arte, quedar encasillado significa perder todo el interés del público, es decir, dejar de ofrecer arte en estado puro. Esto ocurre, por ejemplo, cuando un pintor expone una nueva colección con una representación de obras sin ningún tipo de novedad. Es decir, parece más de lo mismo de lo que estaba haciendo hasta entonces.

Etiquetar a una persona en un rol determinado

No solo podemos clasificar cosas u objetos, a veces, también hacemos esto con las personas. Es posible caer en los estereotipos al etiquetar a una persona con unas características determinadas. Esto significa encasillar, perder de vista que un ser humano es único e irrepetible. Es imposible definir a alguien en dos o tres adjetivos. De este modo, cuando encasillamos a una persona estamos reduciéndola a una cualidad determinada, perdiendo de vista su verdadera esencia.

La realidad es que a nadie nos gusta que nos encasillen porque cuando lo hacen sentimos que nos etiquetan como algo que no somos. O que lo hacen a partir de una visión reduccionista y limitante de nuestro modo de ser.

Fotos: Fotolia - Sangoiri / Jacob Lund

 
 
 
Temas en Encasillar
 

Redes Sociales