Definición ABC » Social » Elitismo

+

Definición de Elitismo

Las sociedades humanas se han organizado desde sus comienzos más antiguos en mayor o menor medida alrededor de la idea de sectores poderosos y sectores desprotegidos.

Esta dicotomía entre los que más poder y lujos tienen y los que no poseen nada más que su propia fuerza laboral ha existido desde siempre, aunque en los últimos tiempos haya sido matizada por la aparición de las clases medias o sectores que pueden acceder a determinados beneficios sin llegar, de todos modos, a disfrutar de una calidad de vida superior.

La élite en una sociedad: el grupo social más poderoso e influyente

En la división histórica y tradicional de los grupos sociales, la élite ha sido siempre el conjunto de personas más poderosas e influyentes, que marcan tendencia, que toman decisiones, que gobiernan y administran los recursos, etc. La élite además suele concentrar los medios de cultura entendidos como intelectuales, que van desde el conocimiento académico, la ciencia y las artes y que se diferencian del saber popular por el simple hecho de considerárselos oficiales.

El saber de las élites suele pasar más por instituciones tales como museos, academias, universidades, galerías mientras el saber popular se encuentra más fácilmente en la calle. Las élites son, finalmente, las que poseen los medios de producción, las riquezas y eligen qué hacer con los recursos que son entendidos como de toda la sociedad.

El elitismo es la consecuencia más directa de la existencia de élites

Para comprender el término "elitismo" debemos comprender que el mismo tiene que ver y se vincula directamente con todo lo que genera la élite. Así, podemos hablar de actitudes, de saberes, de riquezas, de poderes elitistas que por definición pertenecen a un grupo muy selecto y reducido de la población y dejan por fuera a la vasta mayoría de la sociedad que es entendida como pueblo.

El elitismo es, en otras palabras, uan forma de marcar diferencias y discriminar tanto positiva como negativamente a los miembros de una comunidad entre poderosos y desprotegidos. Un buen ejemplo de una actitud elitista o de elitismo es solicitar que los asistentes a una velada cumplan con determinadas reglas de clase y vestimenta o no serán permitidos de ingresar a la misma.

Elitismo-2-antiguedad-historia

El elitismo y la conflictividad social

Por lo general, cuando el elitismo se nota y visualiza en los comportamientos del grupo social considerado como élite, se agudiza fácilmente la conflictividad social. Esto es así debido a que, tal como se mencionó, el elitismo es una forma de discriminación, distinción y diferenciación entre los que pertenecen genuinamente a tal conjunto de personas y los que no o que desean hacerlo.

La conflictividad social y el desagrado entre ambas partes de la sociedad es muchas veces mutuo, despreciando las mismas clases bajas o populares a todo lo que se considere elitista o exclusivo. El elitismo no permite quebrar la brecha social y tampoco favorece a que existan sociedades cada vez más igualitarias.

Fotos: iStock - ilbusca / mbbirdy

 
 
 
Temas en Elitismo
 

Redes Sociales