Definición ABC » Social » Disuadir

+

Qué es Disuadir

Si alguien intenta convencer a otra persona para que cambie su punto de vista, su actitud o sus sentimientos, está disuadiéndole. La acción de disuadir está directamente relacionada con la razón y con el lenguaje.

Estrategias para disuadir a los demás

Convencer a otra persona para hacerle cambiar de planteamientos es una tarea difícil, ya que normalmente cada uno está firmemente convencido de sus propias ideas.

Para disuadir a alguien es conveniente ser persuasivo. Quien persuade debe hacerlo con argumentos sólidos y bien razonados. El arte de persuadir tiene que hacerse con respeto hacia el otro y, al mismo tiempo, teniendo en cuenta que nuestra valoración personal no tiene por qué ser válida para el otro. Alguien será persuadido si considera que los argumentos recibidos tienen buena intención y a la vez son útiles para sus intereses.

La actitud hacia la persona que se pretende disuadir es fundamental. En este sentido, hay que intentar ser empáticos, cercanos y afables. Los argumentos racionales pueden ser válidos, pero deben ir acompañados de una cierta emotividad.

El uso del lenguaje tiene que ser apropiado. Es mucho más fácil disuadir a alguien con palabras amables que riñéndole o censurándole. Como es lógico, el tono de voz y la gesticulación deben complementar a las palabras y a los argumentos.

El político, el profesor o el médico tienen la necesidad de disuadir

Un político puede tener grandes ideas y proyectos, pero de nada sirven si no tiene la suficiente capacidad para trasmitirlos. Algo similar ocurre con el profesor, pues en su actividad es conveniente comunicar a los alumnos algo más que simples conocimientos. En el caso de un médico, este tiene que dirigirse al paciente con autoridad profesional y haciéndole ver que el tratamiento y las indicaciones son beneficiosos para su salud.

En la disuasión perversa se utilizan los mismos mecanismos pero con males intenciones

Si intento con honestidad que un amigo cambie su conducta, estoy actuando de buena fe, ya que mi motivación consiste en ayudarle. En ocasiones, se disuade a otros no con el propósito de que obtengan un beneficio, sino con alguna otra intención oculta. Quien disuade con el objetivo de manipular, engañar o robar, tiene que convencer al otro con falsos argumentos con apariencia de verdad.

Frases como "parecía que me quería ayudar" o "era alguien muy cercano y comprensivo" son las típicas afirmaciones que describen a personas muy persuasivas que finalmente han acabado siendo lo contrario de lo que aparentaban.

Foto: Fotolia - ilcianotico

 
 
 
Temas en Disuadir
 

Redes Sociales