Definición ABC » Social » Desarraigo

+

Definición de Desarraigo

desarraigoEl ser humano nace en una familia en concreto, es decir, una persona echa raíces emocionales en el lugar en el que ha nacido, se siente vinculado a la familia a la que pertenece y experimenta seguridad en su hogar.

Sin embargo, por circunstancias concretas, una persona puede experimentar desarraigo, un arraigo que remite a la infancia, una de las etapas más importantes de la vida de un ser humano que tiene su reflejo incluso en la etapa adulta.

Puede ser consecuencia, por ejemplo, de haber vivido una infancia con constantes cambios de residencia motivados por la profesión de los progenitores.

Un desarraigo que también puede ser fruto de formar parte de una familia desestructurada que ha dejado enormes carencias afectivas en el corazón.

Los cambios dejan huella

En la etapa adulta, esta particular sensación también puede estar causada, por ejemplo, al haber cambiado de ciudad de residencia y estar lejos del hogar familiar, de los seres queridos y de los amigos frecuentes. La distancia emocional de aquellos lugares que tienen tanto valor de felicidad, cuando la persona todavía no ha construido nuevos lazos en su ciudad actual, puede tener una añoranza notable en el corazón.

El desarraigo es sinónimo de nostalgia, de echar de menos y tener la tentación de vivir mirando hacia atrás. Al estar lejos de la ciudad habitual es posible experimentar un proceso de duelo propio de la pérdida.

La muerte de los padres

DesarraigoPor otra parte, desde el punto de vista familiar, los padres son las raíces para cualquier hijo. El pilar existencial, un punto de referencia vital. Por eso, cuando los padres fallecen es posible experimentar una especie de desarraigo al haber perdido vínculos afectivos tan importantes. Vínculos que están marcados por un cariño incondicional que es incomparable con cualquier otro tipo de relación.

Este tema produce la sensación de inseguridad que es similar a la experiencia de no pisar un terreno firme y seguro. Las personas experimentamos un gran arraigo hacia aquello que conocemos porque nos resulta seguro. Sin embargo, la vida es cambio, un proceso de transformación constante y es en un cambio no asimilado cuando es posible experimentar desarraigo y desorientación. Se trata de un sentimiento desagradable e incómodo pero que, con paciencia, y el aprendizaje de la propia vida, se puede superar.

 
 
 
Temas en Desarraigo
 

Redes Sociales