Social » Deleite

Definición de Deleite

El deleite es una sensación placentera con respecto a algo. Como forma de placer el deleite produce una satisfacción personal y un cierto grado de bienestar. Se trata de un estado anímico producido generalmente por cosas que resultan agradables al intelecto o a los sentidos.

Ejemplos de situaciones en las que nos deleitamos

Cada individuo se deleita a su manera. Sin embargo, ciertas cosas producen satisfacción a la mayoría de personas. Así, podemos disfrutar de una buena comida con un vino de calidad y en buena compañía. Ver una película interesante, escuchar música agradable o leer un libro son igualmente acciones que producen satisfacción y, por lo tanto, deleite.

Las manifestaciones artísticas tienen un componente estético que despierta la sensibilidad y esto conduce al placer, tal y como puede suceder al presenciar una exposición de arte o una representación teatral. Algunas cosas muy sencillas también pueden despertar nuestras emociones, como un paseo por la montaña en primavera o la observación del mar o de las estrellas.

Lo que produce deleite a una persona puede resultar aburrido y muy poco estimulante para otra. A pesar de ello, todos buscamos experimentar situaciones que nos hagan sentir bien.

El deleite y los sentidos

Nuestro cerebro procesa la información que los sentidos proporcionan. Así, el sentido de la vista se ve estimulado con imágenes estéticamente agradables. Los otros sentidos (el gusto, el oído, el olfato y el tacto) entran en contacto con la realidad y se producen sensaciones de placer o de displacer. Las primeras producen deleite y las segundas generan rechazo y malestar.

Los sentidos actúan como mecanismos biológicos pero al mismo tiempo pueden ser educados a través de la cultura y el aprendizaje. Esto es lo que sucede con ciertos sabores y olores, que inicialmente son desagradables y con el paso del tiempo acaban produciendo un cierto deleite.

El deleite como expresión de placer

Deleite-2Desde el punto de vista de la bioquímica del cerebro, los seres humanos tenemos una inclinación instintiva hacia el placer. En otras palabras, evitamos el sufrimiento y buscamos aquello que nos parece estimulante.

El concepto de placer es muy complejo, pues depende de la subjetividad de cada persona y de los valores individuales y sociales. Sin embargo, podríamos decir que estamos "programados" para sentir placer. El deleite es una manifestación moderada y serena del placer. Por el contrario, hay acciones placenteras más intensas, como por ejemplo el sentimiento amoroso.

Fotos: iStock - oneinchpunch / AleksandarNakic

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/social/deleite.php
 
Temas en Deleite
 

Ahora en Social

Redes Sociales