Definición de Deberes

1. Conjunto de responsabilidades jurídicas exigidas a todos los ciudadanos e instituciones que tienen presencia dentro de una nación.

2. Conducta seguida por un individuo basada en sus convenciones morales o sus parámetros personales sobre que está bien y mal.

3. Obligación de carácter práctico directamente relacionada con el ejercicio de una actividad profesional.

4. Coloquial. Manera de referirse a las actividades académicas que deben realizar los estudiantes en casa.

Etimología: Por el latín debēre, cuyo sentido originario remite a la idea de una deuda contraída con alguien, para expandirse en cuanto obligación.

Cat. gramatical: Sustantivo masc. / Verbo transitivo.
En sílabas: de-ber / de-be-res.

Deberes

Renata González | Feb. 2010
Profesora en Psicología

Los deberes son obligaciones a los que tenemos que responder. No podemos hacer lo que queremos todo el tiempo y en todo lugar; existen ciertos límites, para resguardar a los demás y a uno mismo, facilitando la seguridad y la convivencia. Son bordes que se van construyendo especialmente en la primera infancia y que continúan vigentes para el resto de la vida.

El mundo animal se regula por el instinto, del cual carecemos los seres humanos y es por ello que necesitamos normas, morales y legales, para relacionarnos. Esto nos dota de mayor libertad y complejidad, haciendo, al mismo tiempo, que las interacciones sean más problemáticas.

Deberes morales

La moral es lo que dictamina lo que está bien o mal; en consecuencia, estos deberes son los compromisos que, aunque no estén dictados por las leyes, tienen gran influencia en cómo nos valoramos a nosotros mismos y a los demás.

Podemos dividir a los deberes morales en individuales, en relación a nuestra propia percepción de la realidad y de cómo debemos actuar (ej.: “debo esforzarme más en el trabajo”, “debo tener más paciencia con mis compañeros”) y sociales, que compartimos como cultura (ej.: “debo ser una buena persona”, “debo ayudar a los demás”, “debo ser solidario con mis vecinos”).

Por otra parte, las religiones establecen y juzgan ciertos deberes morales en cuanto a sus seguidores. Por ejemplo, en el Antiguo Testamento encontramos los Diez Mandamientos, entre los cuales están el amar a dios por sobre todo, honrar a los padres, no robar y no matar.

Deberes ciudadanos

Vivir en sociedad implica que hay ciertas cosas que debemos o no hacer y ciertos derechos que nos corresponden. Estas normas legales aplican para todos los ciudadanos de cierta región, con consecuencias tipificadas previamente (ej.: no se debe matar, de lo contrario corresponden “x” años en prisión).

Las leyes varían según el territorio, pero generalmente coinciden en las bases que permiten a los seres humanos relacionarse de modo pacífico, impidiendo la libertad para dañar la integridad física, moral o sexual del prójimo. También pueden modificarse a través del tiempo, según ciertos pasos, creándose nuevas normativas, que derogan las anteriores o cubren lagunas legales.

Todos los habitantes deben responder a la ley por igual, aunque su lectura pueda comprender cierta cuota de relatividad o manipulación, aplicándose de modo diferenciado en el caso por caso.

Dentro de estos deberes, podemos encontrar a los:

1- Profesionales: cada campo del saber tiene sus respectivas leyes de ejercicio. Por ejemplo, los médicos están obligados a evitar o curar las enfermedades, siempre que sea posible; los psicólogos deben guardar el secreto profesional, a menos que la persona en cuestión u otros estén en riesgo cierto e inminente, acusen al profesional de algo ilícito o hayan cometido un delito.

2- Laborales: la relación entre empleados y con el empleador, así como las condiciones de contratación responden a ciertos derechos y deberes legislados.

3- Parentales: las madres y padres (o el tutor legal) tienen cierta cuota de compromisos en la crianza de los niños, como alimentarlos, protegerlos, vestirlos y educarlos. Esto constituye una responsabilidad, cuyo incumplimiento está penado por la ley, siendo suma importancia para el desarrollo pleno de todas las potencialidades del bebé, niño/a y adolescente.

Deberes en la infancia

Los niños/as tienen el derecho y la obligación a la educación, lo que debe estar garantizado por el Estado. La escuela primaria es obligatoria prácticamente en todo el mundo, aunque los índices de escolarización varían. Muchos padres no cuentan con los medios económicos, psíquicos, culturales o simbólicos, necesarios para llevar a sus hijos/as a la escuela. Por otra parte, hay familias que eligen la educación en casa (Home Schooling), pues desacuerdan con las instituciones escolares.

En la escuela nos topamos con los denominados “deberes escolares”, que son tareas, acorde a la edad y capacidad del niño/a, para realizar en el hogar. Así se logra mayor continuidad y eficacia en los estudios.

Los deberes escolares, así como la participación en los quehaceres del hogar, ayudan a los niños a responsabilizarse e incorporar los compromisos como una parte normal de la rutina.

Los niños también tienen el deber (y derecho) de jugar, ya que es su forma de conocer el mundo, investigar, procesar vivencias y gestionar emociones. El juego es un indicador de salud mental en la infancia, por lo que si un niño no desea jugar es pertinente la consulta con un profesional de la psicología infantil.

 
 
 
 
Por: Renata González. Profesora en Psicología
Art. actualizado: Nov. 2022. Original en: Feb, 2010.
X

González, R. (noviembre 2022). Definición de Deberes. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/social/deberes.php
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z