Social » Cadena de Valor

Definición de Cadena de Valor

Si pensamos en una cadena, podemos observar que todos sus eslabones están unidos de manera entrelazada. Si esta idea la extrapolamos al mundo empresarial, cada actividad realizada se corresponde con un eslabón. En una compañía hay todo tipo de eslabones: sobre la producción, el diseño, la contabilidad, la distribución, la venta, etc. Cada uno de ellos cumple un papel y todos en su conjunto están orientados a la eficacia y la rentabilidad de la empresa.

A medida que avanzamos por la cadena de actividades de una compañía, aumenta el valor del producto para el consumidor. De ahí proviene la denominación de cadena de valor. En pocas palabras, una cadena de valor implica que cuanto mayor sea el número de actividades que se realicen (más eslabones en la cadena), mayor será el valor del producto final.

Tipos de actividades o eslabones en una cadena de valor

El conjunto de actividades que se realizan para vender un producto o prestar un servicio se pueden dividir en dos tipos: las actividades primarias o de línea y las actividades de apoyo o de soporte.

Las primeras son las que están relacionadas directamente con la producción y la comercialización de un producto o servicio. En este apartado podemos incluir la logística interior, que hace alusión a la recepción y almacenamiento de las materias primas que se necesitan para elaborar un producto.

Por otra parte, las materias primas deben procesarse para transformarlas en el producto final

Otro aspecto de la cadena sería el marketing y las ventas, dos estrategias con las que se da a conocer un producto. Por último, en el apartado de servicios se incluyen las garantías, las reparaciones y el mantenimiento de un producto.

En cuanto a las actividades de apoyo o de soporte, no están directamente relacionadas con la producción y la comercialización, pero resultan imprescindibles para garantizar la buena marcha de una empresa. Las más destacadas son las siguientes: las infraestructuras de la organización, la contabilidad, las finanzas, la gestión de recursos humanos, el desarrollo de tecnología o el apartado de la innovación.

La utilidad de la cadena de valor

Una vez que se han visto todos los eslabones de la cadena, es posible analizar la cadena de valor de una empresa. Para ello se investigan todos los eslabones para intentar corregir posibles fallos. Uno de los objetivos de este tipo de análisis puede ser la reducción de costes, pero es importante que los recortes se realicen en la parte más adecuada de la cadena.

En un análisis de la cadena de valor se podría llegar a la conclusión que es aconsejable el outsourcing, es decir, la externalización de ciertas actividades para que las realicen otras empresas.

Fotos: Fotolia - lozochka / Dmitry

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/social/cadena-valor.php
 
Temas en Cadena de Valor
 

Ahora en Social

Redes Sociales