Definición ABC » Social » Aula Invertida

+

Definición de Aula Invertida

La excelencia educativa es esencial para el desarrollo social puesto que la formación eleva las capacidades de los alumnos. En ocasiones, la clave de la excelencia educativa reside en el enfoque. El concepto aula invertida fue creado por Aaron Sams y Jonathan Bergmann.

Este enfoque muestra un proceso diferente al modelo didáctico tradicional en el que los alumnos acuden a clase, y después, hacen los deberes en casa.

En este caso, los creadores de esta fórmula, propusieron un nuevo modelo: ofrecen recursos al alumno para que pueda trabajar esos contenidos en casa antes de asistir a clase.

Enseñanza activa

En esta propuesta, el docente facilita a los alumnos herramientas de aprendizaje para que aprenda a trabajar los contenidos de una forma autónoma e independiente. Mientras que el tiempo de clase se centra principalmente en la puesta de ideas en común y en el trabajo en equipo.

Las dinámicas llevadas a cabo en el contexto del grupo tienen como objetivo reforzar el aprendizaje individual por medio de valores tan importantes como la colaboración y la cooperación. Las fórmula del debate es habitual en el grupo para que cada uno pueda aportar su propio punto de vista.

¿Cuál puede ser el punto débil de este tipo de aprendizaje? Que los alumnos no dediquen el tiempo necesario a trabajar estos contenidos previos a la clase.

Gracias a este cambio de roles, el aula deja de ser un espacio en el que los alumnos asumen un rol activo como protagonistas de su propio proceso de aprendizaje. Un entorno bidireccional en el que el profesor aprende de los alumnos, y a la inversa.

Es un método educativo que integra las nuevas tecnologías por medio de las herramientas tics, en la enseñanza tradicional. Este tipo de aprendizaje también es especialmente importante para que, aquellos alumnos que faltan a clase por un motivo determinado, puedan seguir el ritmo del curso.

5 ventajas del aula invertida

1. El profesor puede aprovechar mejor el tiempo de clase. Pero además, también es un mentor para los alumnos.

2. Eleva el nivel de interacción entre el alumno y el tutor puesto que el espacio de clase se convierte en un entorno para compartir ideas.

3. Los alumnos pueden acceder al material de conocimiento incluso antes de asistir al aula. De este modo, están más preparados cuando comienza una nueva sesión.

4. El alumno aumenta su implicación en el estudio, por tanto, aumenta su motivación gracias a esta colaboración necesaria.

5. Una apuesta por la innovación propia del entorno educativo del siglo XXI.

Fotos: Fotolia - John Takai / Kakigori

 
 
 
Temas en Aula Invertida
 

Redes Sociales