Definición ABC » Social » Adolescencia Perdida

+

Definición de Adolescencia Perdida

adolescencia-perdidaExisten etapas diferentes de la vida que forman parte del desarrollo personal de un ser humano que aprende algo nuevo durante su proceso de maduración. Una de las etapas más importantes en la vida de una persona, por los cambios que supone a nivel de identidad y de autoconocimiento, es la adolescencia. El adolescente, a diferencia del niño, se posiciona con más distancia respecto a sus padres porque quiere marcar su propio criterio, defender sus ideas y vivir con autonomía. Sin embargo, todavía no se siente lo suficientemente preparado a nivel de madurez para tener una independencia.

Crisis de identidad, fases de cuestionamiento y miedos

Necesita de los cuidados y de la protección de los padres pero vive en una lucha interna constante entre el respeto a la autoridad y la necesidad de libertad. Por ello, el adolescente se apoya mucho en el grupo de amigos con quien se identifica. Más allá de los estereotipos cada persona tiene una infancia concreta y una adolescencia determinada. Aunque se suele asociar la niñez y la adolescencia con la felicidad absoluta, en realidad, también existen momentos de sufrimiento porque los adolescentes experimentan sus propias crisis de identidad, sus miedos, sus complejos físicos, la presión académica, el temor al futuro...

¿Qué es realmente una Adolescencia Perdida?

Adolescencia-PerdidaLa adolescencia nunca es perdida en sentido litreral puesto que todo aquello que se ha vivido ha supuesto un aprendizaje. Se podría decir que una persona ha perdido su adolescencia cuando por circunstancias de la vida se ha visto obligada a asumir un papel más propio de adulto al tener que madurar antes de tiempo. Adolescencia perdida es el título de la película de Peter Werner. La película cuenta la historia de una aplicada estudiante de instituto que se queda embarazada. En ese momento, su vida cambia por completo.

Madurar antes de tiempo, pero forjando una mayor personalidad

Este podría ser un ejemplo de cómo en ocasiones, los adolescentes, por distintas circunstancias de la vida, pierden algunas de las rutinas propias de su edad para afrontar situaciones que son poco propias de esa etapa vital. Sin embargo, la adolescencia nunca se pierde como tal porque de toda situación se aprende algo positivo. En última instancia cada vida es única e irrepetible al igual que cada camino trazado.

El escenario del Síndrome de Peter Pan

Por contraste a la idea de la adolescencia perdida tenemos el caso de las personas que aspiran a la eterna juventud como consecuencia del síndrome de Peter Pan. Personas que a pesar de cumplir años, tienen miedo al compromiso y quieren disfrutar de la libertad absoluta.

 
 
 
Temas en Adolescencia Perdida
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49117 fans
  • Twitter
    2302
  • Google
    453
  •