Definición ABC » Social » Adaptación Social

+

Definición de Adaptación Social

adaptacion-socialUna de las claves de la felicidad reside en la adaptación al cambio, es decir, la realidad es dinámica y no estática, de ahí que la verdadera clave del éxito reside en la flexibilidad emocional que es fruto de la adaptación.

La sociedad nos forza a formar parte de grupos

Por otra parte, el individuo es un miembro más de una sociedad formada por un montón de personas. Formar parte de un grupo también muestra la necesidad de la adaptación social, es decir, de la integración. Algo que se muestra incluso en los grupos de amigos.

Grupos y ambientes de convivencia con reglas propias

Cuando una persona se integra en un grupo de amigos, quiere respetar las normas de ese grupo, para adaptarse socialmente y disfrutar de los momentos de amistad en común. La adaptación social es fundamental precisamente porque el ser humano vive en sociedad y asume rutinas propias desde temprana edad. Por ejemplo, al ir al colegio, al ir al trabajo, al iniciar una relación de pareja, en la comunidad de vecinos, al conducir el coche para realizar un viaje... En cualquier lugar, existen unas normas sociales que el individuo intenta respetar con el objetivo de formar parte de ese sistema que requiere de la cooperación de todos.

La adaptación social en un grupo de amigos, por ejemplo, muestra la identificación que esa persona experimenta a nivel individual con ese grupo de amigos. Dicha identificación crea una entidad de grupo que puede ser un nexo de unión y produce sensación de pertenencia. La amistad suma autoestima y bienestar porque cuando una persona se siente integrada en un grupo también es más feliz.

Adaptarse en momentos clave de cambio de la vida

Adaptacion-SocialExisten otros cambios de adaptación social que son muy importantes a nivel individual, por ejemplo, el paso del colegio a la universidad, la adaptación a un nuevo cambio de trabajo, hacer una mudanza para vivir en una nueva ciudad...

Aprender a dar los tiempos necesarios

La adaptación social requiere de paciencia puesto que todo cambio implica un tiempo para interiorizarlo en tanto que salir de la zona de confort no es nada sencillo. Cada ser humano es único e irrepetible, por ello, de acuerdo a sus propias características personales, un ser humano puede necesitar más o menos tiempo para adaptarse al cambio. Por ejemplo, una persona muy tímida puede necesitar más tiempo para adaptarse a un nuevo grupo de amigos que alguien que es muy sociable. Lo importante es que cada persona respete su ritmo interno y no intente ser alguien diferente a sí mismo.

 
 
 
Temas en Adaptación Social
 

Redes Sociales