Definición ABC » Social » Acoso escolar

+

Definición de Acoso escolar

El acoso escolar o bullying, tal es su denominación en inglés, lamentablemente es una problemática muy recurrente de nuestros días.

Maltrato de un par a otro en el ámbito educativo

Se entiende por acoso escolar al maltrato que una persona (normalmente un niño o niña) puede sufrir en el ámbito escolar por parte de sus pares.

Cabe destacarse que esa violencia y mal trato es sostenido en el tiempo, incrementándose el nivel de violencia.

Ese maltrato puede manifestarse de muchas maneras siendo la violencia física y verbal las más comunes.

Insultos, golpes de puño, abuso constante, destrucción de las pertenencias del otro, amenazas y persecuciones sistemáticas, son las principales acciones con las cuales se materializa el acoso escolar.

Otras formas de maltrato son la discriminación, la indiferencia, la burla, etc.

La violencia social y familiar y la intolerancia, algunas de sus causas

Los especialistas entienden que el acoso escolar puede tener muchas significancias y causas, pero normalmente se relaciona con el hecho que vivimos en una sociedad altamente violenta, competitiva e individualista en muchos sentidos y espacios, en la que además falta el diálogo, la comunicación y prima la intolerancia.

Es común que aquel niño que agrede a otro, o le genera algún tipo de daño, probablemente, sufra también él mismo algún tipo de destrato físico o psíquico en su propia realidad íntima.

Por otro lado, la falta de valores tales como la solidaridad, el compañerismo y la participación en un grupo están tan presentes en la sociedad que es difícil para la escuela (quien además también genera los valores de competitividad, éxito y fracaso) revertirlos.

Es común escuchar o conocer casos de niños que ocupan roles de liderazgo en un grupo y lo llevan al mismo a cometer acciones perversas contra otros niños más indefensos o débiles y es esta misma violencia y maltrato permanente los que han causado grandes tragedias escolares, perpetuadas por aquellos niños o adolescentes cansados de sufrir el maltrato, la indiferencia y la discriminación de sus compañeros.

La violencia y el acoso escolar no son problemas que se resuelvan de un día para otro si no que tienen que ver con una forma de comunicarnos a nivel social y general que se basa en el uso de la agresión, la violencia, la intolerancia y la falta de respeto.

Los adolescentes y los niños suelen discriminar y agredir a aquellos que consideran distintos sin realmente conocerlos, generando sentimientos de miedo, temor, sufrimiento, tristeza e incluso depresión que muchas veces son difíciles de revertir y que marcan a la persona de por vida impidiéndole llevar una vida normal y plena.

Ahora bien, debemos destacar que el acoso escolar no es un problema que se reduce a estos tiempos, siempre ha existido, solo que hoy se ha vuelto más visible porque las personas que lo sufren y lo sufrieron se animan a denunciarlo, a hablar de él y esto generó que se haya vuelto un tema de discusión y de atención por parte de todos los actores sociales que se ven afectados por el mismo.

Por otra parte, la violencia que hoy día se usa para manifestarlo también ha generado que no pase de ningún modo desapercibido, ya no se trata de una cargada o de una burla, sino que en muchos casos se ejecuta con una tremenda carga de violencia, que deja como lamentable saldo heridos y hasta muertos.

Hablar del tema, la educación, y bajar los niveles de violencia, algunas maneras de combatirlo

No podemos soslayar que el hecho que este tema haya empezado a ocupar uno de los primeros lugares de las problemáticas sociales que afectan a las personas ha ayudado a hacerlo más visible y se procure la búsqueda de soluciones para erradicarlo.

Hablarlo y aceptarlo como problema ya es un camino hacia su solución.

También, el testimonio de muchas personalidades famosas dando cuenta de su padecimiento ha ayudado mucho en este sentido.

Pero no hay que desanimarse el bullying puede solucionarse si es que todos los actores sociales aportan su granito de arena en este sentido.

Los padres, la familia en general, y las escuelas deben estar atentas a estas manifestaciones, cuando las adviertan y desalentarlas por supuesto, la educación siempre es una herramienta fundamental y efectiva.

Y por otro lado es importante que los medios de comunicación masiva, que muchas veces son portadores de mensajes altamente violentos, sean conscientes del poder que ostentan en la opinión pública y concienticen acerca de la nefasta consecuencia del uso de la violencia y por caso no la fomenten ni alienten.

 
 
 
Temas en Acoso escolar
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49108 fans
  • Twitter
    2304
  • Google
    455
  •