Definición de Acción Social

La acción social ha sido uno de los conceptos más debatidos al interior de la teoría sociológica y las ciencias sociales en general. A grandes rasgos, da cuenta de los efectos de las conductas y actos de los hombres sobre la sociedad y, viceversa, de la sociedad sobre los individuos.

Lilén Gomez | Junio 2022
Profesora en Filosofía

accion social

Los orígenes del término

Los primeros desarrollos en torno a la acción social corresponden a la obra filosófica de Karl Marx (1818-1883) y Friedrich Engels (1820-1895), específicamente, el término es mencionado en el Manifiesto del Partido Comunista (1848), haciendo referencia, por un lado, a la acción revolucionaria del proletariado en contra de la dominación de la clase burguesa y, por otro lado, remitiendo a la capacidad del pueblo para transformar las relaciones sociales establecidas. En este sentido, la acción social popular, como fuerza colectiva, se opone a la acción privada característica de la clase propietaria. Años más tarde, Marx introduce otra lectura de la noción de acción social, como una capacidad que se manifiesta a través de las mercancías.

De manera contemporánea a Marx y Engels, el filósofo Auguste Comte (1798-1857) —también considerado uno de los fundadores de la sociología, en tanto ciencia positiva—, propone la acción como forma de pensar la disposición de los agentes sociales hacia el afuera, es decir, como una influencia concreta ejercida sobre el exterior, o bien, sobre otros individuos.

No obstante, desde la interpretación de Comte, dicha acción resulta un proceso potencialmente peligroso, ya que, entonces, la fuerza del pueblo tiene la posibilidad de poner en riesgo el orden social dado de manera irracional. La acción social solamente es legítima cuando, a la base de sus principios, se halla un pensamiento científico positivo.

La acción social en la sociología de Durkheim

Para el sociólogo Émile Durkheim (1858-1917), heredero de Comte, la orientación de la acción social resulta oscura a los ojos de las masas, por lo tanto, el rol central de los intelectuales, quienes se dedican al análisis de ese fenómeno sobre bases positivas, debe ser guiar la acción colectiva a través de reformas en el ámbito del derecho. En este sentido, Durkheim considera que el conocimiento es lo que permite orientar a las sociedades hacia el progreso. El derecho, así, resulta el medio idóneo para ejercer la acción social, puesto que las obligaciones que la sociedad impone a sus miembros, al adquirir forma jurídica, permiten la medición de las dimensiones positivas y negativas de los efectos de dicha acción y, en consecuencia, tomar decisiones en función del propósito establecido.

La teoría weberiana de la acción social

Por su parte, el sociólogo Max Weber (1864-1920) ha sido el primero en tomar el concepto de la acción social como un término técnico específico al interior de su teoría. En este sentido, su obra es de referencia para la comprensión de dicha noción, ya que la ha trabajado extensamente. Weber ensaya sus elaboraciones en torno a la acción social como una respuesta crítica frente a la decisión de los dirigentes políticos de su época de involucrarse en conflictos bélicos internacionales. Desde la perspectiva de Weber, aquellos cometían el error de omitir un análisis racional de los efectos de sus acciones políticas.

En este marco, para el pensador, la acción social constituye el problema central de la sociología, dada su relevancia sobre el ámbito de la vida colectiva. La disciplina sociológica tiene por objeto una comprensión concreta de la acción social, ya sea mediante la observación directa del sentido de los actos que manifiesta su agente, o bien, a través de la comprensión indirecta de sus motivos, que se alcanza reconstruyendo el razonamiento sobre el que se apoyan. Así, la sociología como ciencia debe apuntar a identificar y hacer explícita la orientación de la acción de los miembros de la sociedad, para volver inteligible su intencionalidad.

La acción, específicamente, se entiende como una conducta humana —sea externa o interna, restrictiva o permisiva—, para la cual los sujetos que la llevan a cabo enlazan a ella un sentido subjetivo. Luego, la acción social, es una acción cuyo sentido subjetivo está referido a la conducta de otros y se orienta en función de esta última. Así, para Weber, la acción social es el elemento fundamental de la sociabilidad, ya que permite a los individuos relacionarse entre sí.

 
 
 
 
Por: Lilén Gomez. Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
Art. actualizado: Junio 2022; sobre el original de febrero, 2014.
X

Gomez, L. (Junio 2022). Definición de Acción Social. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/social/accion-social.php
 

Referencias

Lutz, B. (2010). La acción social en la teoría sociológica: Una aproximación. Argumentos (México, DF), 23(64), 199-218.
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z