Definición ABC » Zoofilia

+

Definición de Zoofilia

zoofiliaExisten actitudes humanas que en cambio, parecen ir en contra de la propia esencia personal. Así ocurre en el caso de la zoofilia, por ejemplo, un acto que es una bestilidad en sí mismo. La zoofilia muestra la atracción sexual que una persona experimenta hacia los animales.

La sexualidad humana presenta un amplio abanico de opciones y preferencias. La más habitual consiste en mantener relaciones íntimas entre un hombre y una mujer, así como la homosexualidad es igualmente una opción con muchos practicantes. En otro nivel existen las parafilias, que son todas aquellas tendencias sexuales atípicas y que tienen un componente de rareza y de perversión.

Un deseo y sensaciones hacia especies vulnerables e inocentes

Muestra el deseo sexual que una persona puede experimentar hacia un ser de otra especie. La zoofilia muestra una vulneración de los derechos de los animales y una falta de respeto hacia éstos. Por otra parte, se trata de un sentimiento que va en contra de la propia esencia de la afectividad humana. El concepto de zoofilia vino a sustituir el de bestialidad que se utilizaba con más frecuencia en sus orígenes.

Situación de desigualdad

Las personas que sienten esta atracción física por los animales son etiquetadas como zoófilas. Se trata de una relación que parte de unas condiciones de desigualdad ya que la persona es consciente y responsable de sus actos, sin embargo, el animal no tiene cualidades humanas como la voluntad y la inteligencia. Sí conviene puntualizar que aunque es muy poco frecuente, en ocasiones, los animales sí pueden tener relaciones sexuales con animales de otra especie.

Cómo se genera la Zoofilia y qué lo moviliza

Conviene puntualizar que la zoofilia también es poco frecuente en las personas. ¿Pero cuáles son las causas de la zoofilia? Una de las causas más importantes es el sentimiento de soledad profundo, el hecho de tener un aislamiento total durante un tiempo prolongado.

Puede estar relacionada con un patrón cultural, especialmente en hombres que viven en un entorno rural despoblado y que necesitan desahogarse sexualmente debido a la escasa población femenina. Por otro lado, hay que tener en cuenta que en muchos relatos mitológicos de la antigüedad aparecen animales y criaturas extrañas relacionadas con la sexualidad, como las sirenas, los tritones o los sátiros.

Algunos estudiosos de la mitología sostienen que la presencia de estos seres en los relatos mitológicos tiene alguna relación con la zoofilia.

Las personas que realizan este tipo de acciones, tienen un deseo fundamental: no ser descubiertas por su entorno más cercano para no sufrir el juicio social y moral. Se trata de una actividad que se vive en el más absoluto secretismo pudiendo llegar a tener incluso una doble moral, de decir una cosa y hacer la contraria.

Conviene puntualizar que la zoofilia es una forma de parafilia. La zoofilia es una práctica que también puede producir elevados riesgos para la salud. Se trata de una práctica que va en contra de los convencionalismos sociales y de lo que es frecuente. Por tanto, la zoofilia plantea una profunda reflexión filosófica, psicológica y también, un profundo debate ético en relación con aquello que es correcto y aquello que no lo es.

Una patología con graves consecuencias para la salud

Al margen de la cuestión cultural, la zoofilia es considerada como una patología, es decir, una conducta sexual desviada asociada a algún trastorno. En algunos casos, esta inclinación va acompañada de actitudes violentas con los animales y cuando esto sucede la zoofilia se convierte en zoorestia o bestialismo.

El tratamiento de los pacientes con zoofilia presenta una doble dificultad: se desconoce cuál es su origen exacto y, por otra parte, los pacientes no suelen reconocer este tipo de comportamiento.

Desde el punto de vista de la salud sexual, el contacto con animales puede producir riesgos: infecciones genitales, reacciones alérgicas, eyaculación precoz, lesiones físicas, alteraciones psicológicas, etc.

El mundo de las parafilias presenta tendencias muy peculiares

- El pigmalionismo consiste en obtener placer mirando estatuas o maniquíes.

- La satisfacción sexual a través del contacto con ropa sucia es conocida como misofilia.

- Quien tiene deseos eróticos en lugares oscuros y siniestros padece ligofilia.

- La hematofilia consiste en disfrutar con la sangre humana.

- Si alguien siente placer por las descargas eléctricas tiene electrofilia.

 
 
 
Temas en Zoofilia