Salud » Vitamina D

Definición de Vitamina D

La vitamina D es un nutriente de gran importancia para la salud de los huesos, también cumple importantes funciones en el sistema nervioso, en la actividad muscular y en el sistema inmunológico.

Existen varios tipos de vitamina D

Al igual que ocurre con la vitamina B, la vitamina D no es una única molécula sino un complejo de varias vitaminas del tipo D, ellas incluyen la D2 ó ergocalciferol y la D3 ó colecalciferol.

Fuentes de esta vitamina

Esta vitamina se obtiene a partir de varias fuentes:

Alimentos. Se encuentra presente en alimentos de origen animal como la carne, pollo, pescado, lácteos (leche, mantequilla, quesos) y los huevos. Algunos alimentos como los cereales se encentran enriquecidos con esta vitamina.

Piel. La piel cuenta con mecanismos que permiten producir vitamina D a partir de la exposición a los rayos solares.

Suplementos. Una forma de obtener este nutriente es mediante el uso de suplementos.

Principales funciones en el organismo

Una vez ingerida o producida en la piel, esta vitamina requiere de varios procesos para su activación, los cuales son llevados a cabo en el hígado.

Su forma activa se une a receptores en las células que estimulan la transcripción de genes específicos que finalmente llevan a la producción de proteínas, estas actúan incrementando la absorción del calcio en el intestino y reabsorbiendo el calcio filtrado por los riñones.

Cuando estas dos fuentes son agotadas se activan los mecanismos que permiten retirar el calcio de los huesos para mantener sus niveles en sangre normales. Por esta razón una persona con osteoporosis puede mantener sus niveles de calcio en sangre dentro de límites normales.

Otros efectos de la vitamina D incluyen:

- Regulación de los niveles de fósforo en el cuerpo.

- Reducción de la proliferación de las células, lo cual explica el mecanismo protector de esta vitamina frente la aparición de varios tipos de cáncer.

- Regulación de la actividad del sistema inmunológico.

- Estimulación de la liberación de insulina.

- Protección frente al desarrollo de hipertensión arterial al disminuir la producción de renina.

¿Cuándo es recomendable usar un suplemento de vitamina D?

Estos suplementos se encuentran indicados en los casos de deficiencia de esta vitamina, lo que puede ocurrir en los siguientes casos:

- Niños y adultos con carencias de la vitamina por problemas nutricionales.

- Pacientes que se encuentran recluidos o confinados a una habitación por problemas médicos.

- Personas que no tienen una exposición suficiente al sol.

- En personas que reciben tratamiento con fármacos que alteran la absorción de vitamina D.

- En el caso de personas con cirugías intestinales extensas que comprometen la normal absorción de nutrientes.

- En quienes padecen osteoporosis.

El uso de suplementos debe ser indicado y supervisado por el médico. Esta vitamina es capaz de acumularse en el cuerpo originando efectos tóxicos y el desarrollo de cálculos en los riñones.

La mejor forma de monitorear este tratamiento es llevando a cabo determinaciones de los niveles de 25OH-Vitamina D en sangre, para poder establecer la dosis y duración del tratamiento.

¿Existe relación entre la vitamina D y la esclerosis múltiple?

Cada día hay más información que relaciona a esta vitamina con una enfermedad neurológica que afecta a personas jóvenes: la esclerosis múltiple.

Este trastorno es más frecuente en la medida que nos alejamos del Ecuador, por lo que la exposición al sol se ha considerado como un factor protector frente a esta enfermedad.

Incluso existen varios estudios, como los llevados a cabo por el Dr. Coimbra en Brasil, que muestran que el uso de vitamina D en personas con esclerosis múltiple contribuye a reducir la frecuencia de las crisis y su gravedad.

Fotos Fotolia: Valerii Honcharuk / Vitalinka

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/vitamina-d.php
 
Temas en Vitamina D
 

Redes Sociales