Definición ABC » Salud » Venoclisis

+

Definición de Venoclisis

venoclisisUna venoclisis es un procedimiento que se lleva a cabo para obtener una vía venosa. Durante el mismo se procede a cateterizar una vena, que se realizara de forma distinta si se trata de tratamientos de corta o de larga duración.

Se efectúa por indicación médica, debiendo realizarse por personal entrenado, ya que amerita una serie de cuidados antes, durante y después de efectuado para evitar complicaciones.

¿En qué casos se efectúa una venoclisis?

La punción de una vena se efectúa por tres razones principales: obtener sangre, suministrar alguna sustancia al torrente sanguíneo o introducir algún instrumento para diagnóstico o tratamiento.

Venoclisis para obtención de sangre. La obtención de muestras sanguíneas es necesaria para llevar a cabo estudios de laboratorio como hematología, química sanguínea, pruebas especiales y hemocultivos. En este caso se utilizan implementos como los catéteres pericraneales (llamados comúnmente mariposas o scalp) o los vacutainer, ambos diseñados para un uso corto, una vez tomada la muestra se retiran estos dispositivos.

Venoclisis para suministro. La punción de una vena puede efectuarse con el objeto de suministrar algo al organismo, tal es el caso de soluciones para hidratar, medicamentos, nutrientes (nutrición parenteral), medios de contraste para efectuar estudios de imagen o trasfusiones sanguíneas. En este caso se utilizan catéteres diseñados para mantenerse en la vena por varias horas o días, como es el catéter jelco, que cuenta con la ventaja de que tras la punción lo que se introduce es un tubo de plástico, lo que permite movilizar la zona sin que exista el riesgo de lesionar loe tejidos.

Venoclisis para monitoreo. Algunas veces la venoclisis se efectúa para introducir dispositivos al torrente sanguíneos con la finalidad de efectuar un diagnóstico, como es el caso del cateterismo cardíaco o el monitoreo de la presión venosa central.

Tipos de venoclisis

A la hora de tomar una vía venosa existen dos posibilidades, acceder a una vía venosa periférica o a una vía venosa central.

Las vías venosas periféricas son aquellas ubicadas en las venas de los miembros superiores, principalmente a nivel de la cara dorsal de la mano, la muñeca o el pliegue del codo. En el caso de los niños pueden tomarse vías venosas en las piernas o en la cabeza, esto no se hace en adultos, ya que en el caso de las venas de las piernas es posible producir desprendimiento de trombos o coágulos de sangre pegados a la pared de las venas originando procesos como el embolismo.

Otra opción es la vía venosa central. Este tipo de accesos consisten en colocar catéteres a nivel de venas de mayor calibre como la vena yugular o la vena subclavia, principalmente en pacientes en condiciones críticas o cuando se va a llevar a cabo suministro de medicamentos que irritan las venas periféricas.

Complicaciones de las venoclisis

Este tipo de procedimientos no son dolorosos, es posible sentir ardor a la hora de introducir la aguja, pero luego no debe haber ninguna molestia.

Al hacer la punción de una vena es posible que ocurra la salida de una pequeña cantidad de sangre originando un hematoma. Cuando no se adoptan las medidas de asepsia, pueden introducirse algunos microrganismos y ocasional una inflamación de la vena que se conoce como flebitis. Las manos no entrenadas pueden punzar estructuras como tendones, nervios periféricos o arterias lo cual además de doloroso puede tener otras consecuencias.

Las venoclisis que se mantienen por más de 48 horas constituyen puertas de entrada a microorganismos causantes de infecciones severas, en especial el estafilococo. Por esta razón es importante mantener una buena higiene del lugar de punción y cambiar el catéter cada 48 horas rotando el lugar de colocación.

 
 
 
Temas en Venoclisis
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •