Definición ABC » Salud » Trombosis

+

Definición de Trombosis

Se conoce como trombosis a la obstrucción de un vaso sanguíneo por un trombo, que no es más que un coágulo de sangre que se forma en una arteria, una vena, un capilar o incluso en el interior del corazón, como consecuencia de alguna condición anormal del organismo.

Las trombosis afectan el flujo sanguíneo en el vaso sanguíneo afectado, ocasionando consecuencias que dependerán del lugar en que se originen. De esta manera, una trombosis en la pierna es mucho menos grave que otra que comprometa una arteria en el cerebro.

Algunas personas tienen una mayor tendencia a padecer de trombosis

La trombosis ocurre como consecuencia de tres factores fundamentales estos incluyen las alteraciones de las paredes de los vasos sanguíneos, cambios químicos de la sangre que favorecen su coagulación y la presencia de alteraciones en el flujo de sangre que originen fenómenos como la turbulencia.

Algunas condiciones se asocian con un mayor riesgo de desarrollar trombosis, tal es el caso de condiciones como la arterioesclerosis, el cáncer, tratamientos como la quimioterapia y píldoras anticonceptivas, la obesidad, la presencia de várices e insuficiencia venosa, insuficiencia cardíaca, cirugías, traumatismos, embarazo y la inmovilización.

Los fenómenos trombóticos también se relacionan con enfermedades de la sangre, en la que se encuentran afectados algunos factores relacionados con la coagulación, estos trastornos suelen tener un origen hereditario.

Consecuencias de las trombosis

Una vez que ocurre la obstrucción de un vaso sanguíneo se interrumpe el paso de sangre en su interior, lo cual compromete el aporte de oxígeno a una determinada estructura o tejido. Si el evento es transitorio, y el flujo sanguíneo se restablece en poco tiempo, es posible que no ocurran secuelas. Sin embargo, si la falta de oxígeno se prolonga en el tiempo ocurre el daño del tejido por isquemia, que de mantenerse en el tiempo va a desembocar en una necrosis o muerte de la estructura cuyo aporte sanguíneo se encuentre comprometido.

La trombosis es el mecanismo por el cual ocurren los infartos, que si bien pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo, suelen ser más catastróficos cuando se presenta en los vasos sanguíneos cerebrales, en las arterias coronarias del corazón o incluso en las arterias intestinales. En estas estructuras las consecuencias suelen ser graves pudiendo incluso llevar a la muerte del individuo.

Diferencia entre una trombosis y un embolismo

Las trombosis ocurren en un punto específico del vaso sanguíneo, por lo que el trombo produce obstrucción en su mismo lugar de formación.

En ocasiones los trombos que se alojan en las arterias o más comúnmente en las venas se desprenden de su lugar de origen, viajando libremente por el sistema circulatorio hasta alcanzar un punto de diámetro igual al mismo causando así obstrucción por una especie de taponamiento. Los trombos que se desplazan por la sangre se conocen como émbolos, la obstrucción secundaria a su acción se conoce como embolismo o trombo embolismo.

La forma más grave de embolismo es el tromboembolismo pulmonar, situación en la que un trombo, ubicado en las piernas o el abdomen, viaja hacia el corazón pasando luego a los pulmones, en donde obstruye las arterias pulmonares ocasionando un infarto pulmonar. Se trata de una condición grave que suele producir la muerte inmediata en un alto porcentaje de los casos.

Fotos: Fotolia - chombosan / 7activestudio

 
 
 
Temas en Trombosis
 

Redes Sociales