Definición ABC » Salud » Trombofilia

+

Definición de Trombofilia

La trombofilia es un trastorno de la sangre caracterizado por una mayor tendencia a desarrollar trombosis venosas.

Puede manifestarse como la presencia de coágulos en el interior de las venas de las piernas, los pulmones (tromboembolismo pulmonar) y el cerebro (accidentes cerebrovasculares). En el caso de las mujeres embarazadas estos pueden presentarse en las venas de la placenta además de estas localizaciones.

Independientemente de su localización, la trombosis origina varias complicaciones y acarrea un alto riesgo de mortalidad o de desarrollar secuelas, muchas de ellas permanentes.

Las manifestaciones ocurren en situaciones específicas

Es posible que las personas portadoras de una trombofilia no sepan que tienen esta condición. En el caso de las mujeres, pueden padecer trastornos que lleven implícito un riesgo de trombofilia sin saberlo hasta que son sometidas a estudios médicos y evaluaciones por presentar condiciones como abortos espontáneos repetidos o elevación de la presión arterial.

Otras condiciones en las que se manifiesta el trastorno son las situaciones en las que existe un mayor riesgo de trombosis, estas incluyen:

- Postoperatorios
- Inmovilización prolongada
- Traumatismos
- Enfermedades autoinmunes
- Enfermedades malignas
- Uso de anticonceptivos hormonales

Se trata de una condición común a varias enfermedades

La trombofilia tiene varias causas. Su forma hereditaria se relaciona con distintos tipos de mutaciones genéticas que afectan a las moléculas que intervienen regulando el proceso de coagulación de la sangre.

También es posible que esta condición se adquiera después del nacimiento, como es el caso del síndrome antifosfolípido, un trastorno de tipo reumático que tiene un origen autoinmune.

Las distintas alteraciones implicadas en este fenómeno no pueden ser identificadas por los estudios de laboratorio de rutinas. Para detectarlas hay que efectuar estudios especiales que no suelen solicitarse a menos que exista un episodio de trombosis o el antecedente de trombosis en algún familiar directo.

El embarazo es una condición que favorece las trombosis

Durante el embarazo ocurren una serie de cambios hormonales que favorecen la coagulación de la sangre. Esto origina un gran número de complicaciones que pueden afectar su desarrollo, desencadenando situaciones como los abortos espontáneos, parto prematuro, alteraciones del desarrollo del feto, desprendimiento de la placenta y la elevación de la presión arterial de la madre (preeclampsia).

La trombosis de los vasos sanguíneos de la placenta ocasiona infartos, lo que afecta el aporte de oxígeno al feto y lleva a la aparición de estas complicaciones.

Las mujeres con esta condición pueden lograr un embarazo normal hasta su término con el nacimiento de un hijo sano cuando con correctamente diagnosticadas y tratadas con medicamentos anticoagulantes durante su gestación. Muchas veces este debe mantenerse hasta varias semanas después del parto.

Fotos Fotolia: a7880ss / staras

 
 
 
Temas en Trombofilia
 

Redes Sociales