Salud » Trastorno Dismórfico Corporal

Definición de Trastorno Dismórfico Corporal

El trastorno dismórfico corporal es una enfermedad de la esfera mental, en la cual existe una percepción alterada y una preocupación excesiva por el aspecto corporal, que muchas veces puede estar distorsionado.

¿Por que ocurre?

La imagen que cada persona se forma sobre el aspecto de su cuerpo depende de una gran cantidad de factores.

Inicialmente nos encontramos con la percepción que la persona tenga de si misma. Sobre esto influyen las creencias, los pensamientos y las diversas emociones que puedan generarse en torno a esta percepción. Finalmente se encuentra la conducta o postura que se toma frente a como se percibe el cuerpo y los sentimientos que esto genera.

Una percepción negativa, acompañada por sentimientos negativos, lleva a una conducta también negativa. Especialmente cuando se asocia otro factor como una baja autoestima. Esto se agrava cuando los estándares de belleza o fealdad se encuentran distorsionados.

Muchas veces esto estándares resultan de imposiciones culturales que llevan a un ideal en factores como el peso corporal, el color de la piel o exigencias de la moda. Estos ideales suelen ser mas marcados para las mujeres.

Lo grave es que estos factores pasan a ser impuestos como mecanismos para lograr mayor aceptación y popularidad en el entorno, lo cual tiene mayor peso en edades como la adolescencia.

El logro del ideal establecido puede llevar al desarrollo de una conducta obsesiva frente a factores como la alimentación, lo que puede desembocar en una enfermedad mental.

¿Cómo se manifiesta el trastorno dismórfico corporal?

Esta condición lleva al desarrollo de una conducta obsesiva basada en la critica permanente del aspecto corporal, incluso en ausencia de un defecto o de una alteración que justifique dicha crítica. Muchas veces esta conducta es confundida con estados obsesivos o incluso con trastornos de personalidad.

Quienes padecen este trastorno suelen pasar mucho tiempo observándose y criticándose. Los principales rasgos que son criticados es el aspecto facial, forma y tamaño de los genitales, peso corporal, vello o incluso el color de la piel.

La inconformidad con el aspecto estético, y la sensación de que son objeto de una fealdad extrema, lleva a quien padece esta condición a aislarse, para evitar ser vistos por otras personas. Además de ello, buscan someterse a dietas extremas, sesiones de bronceado prolongadas o cambios en su aspecto con tratamientos estéticos o incluso cirugías que nunca son suficientes.

En algunos casos, los cambios del aspecto efectuados en búsqueda de mejorar el aspecto físico no solo lo empeoran, sino incluso lleva a quien los padece a desarrollar deformidades reales que les confieren un aspecto monstruoso.

En el caso del trastorno dismórfico corporal relacionado con el peso, se llega a la delgadez extrema con desnutrición buscando mejorar el aspecto estético. Esta conducta ademas de inefectiva, ya que no mejorara la percepción que tiene la persona de si misma, es muy peligrosa. Varias estadíticas muestran que puede llevar a la muerte hasta al 6 % de quienes sufren este trastorno.

Es una condición que tiene tratamiento

Una vez hecho el diagnóstico, es necesario instaurar un tratamiento a cargo de un médico psiquiatra y un equipo de profesionales en salud mental ya que estas personas también ameritan llevar a cabo psicoterapia.

Fotos Fotolia: livefocus84 / diavolessa

Autor: Maria Paz de Andrade | +CITAR
 
 
 
Temas en Trastorno Dismórfico Corporal
 

Redes Sociales