Definición ABC » Salud » Trastorno de Angustia

+

Definición de Trastorno de Angustia

El trastorno de angustia suele ir muy acompañado de la ansiedad, una crisis de angustia puede tener unas percepciones físicas que en cierto modo son similares a las de un dolor del corazón. Sin embargo, existe una gran diferencia entre una crisis de angustia y un ataque al corazón. La crisis de angustia puede tener varios minutos de duración, el protagonista percibe una sensación de peligro en una realidad que siente que no controla. ¿Cuáles son los síntomas físicos que acompañan a una crisis de angustia?

Síntomas del trastorno de angustia

Produce dolor torácico, dificultad para respirar como consecuencia de una sensación de ahogo y de falta de aire, el vértigo que produce el mareo aporta inestabilidad. La crisis de angustia se define por un miedo a la muerte inmediato, es decir, por la vivencia real y presente de estar en peligro y estar en riesgo.

Generalmente, el paciente que acude al médico cuando sufre una crisis de angustia, acude al centro de salud con la preocupación de sufrir un ataque al corazón. Los médicos harán las pruebas pertinentes al paciente para descartar cualquier posible malestar orgánico. Generalmente, la superación de un trastorno de angustia implica una combinación de terapia psicológica centrada en la palabra como poder curativo para empezar a poner palabras a esos miedos internos y desarrollar nuevas vías de acción, con el tratamiento de antidepresivos.

Con frecuencia, la persona que experimenta ansiedad y angustia tiende a evitar aquellas situaciones que le producen cierto temor. Sin embargo, la terapia va enfocada a potenciar al paciente para que afronte esas situaciones en lugar de evitarlas.

La crisis de angustia también recibe el nombre de trastorno de pánico. La tensión emocional es tan fuerte que produce una somatización física en forma de sensaciones molestas como las náuseas o los escalofríos.

Cuando una persona está en este punto no razona con normalidad puesto que está totalmente desbordada por la tensión de la angustia que le produce un golpe de irrealidad. La persona sufre un temor cróncio a vivir este tipo de episodios, siente una preocupación constante por este tema. Ya que siente que no puede controlar lo que le ocurre.

Cómo curar el trastorno

Las crisis de angustia pueden afectar a cualquier ser humano en la etapa adulta, sin embargo, se producen con mayor frecuencia en mujeres. El paciente es un agente de cambio importante para afrontar esta situación. Cambiando sus pensamientos y potenciando el control de la respiración. Todo ello, aprende a hacerlo en el contexto de una terapia psicológica totalmente personalizada.

Fotos: Fotolia - Voyagerix / Kittiphan

 
 
 
Temas en Trastorno de Angustia
 

Redes Sociales