Definición ABC » Salud » Tos

+

Definición de Tos

TosUno de los síntomas más comunes es la tos. Se trata de un fenómeno reflejo que se origina en los bronquios y se caracteriza por la salida brusca del aire de los pulmones que se acompaña por un sonido fuerte característico.

La tos es un importante mecanismo de defensa, permite expulsar secreciones o materiales extraños que entran a la vía aérea pudiendo obstruirla.

La tos es una manifestación de enfermedades que afectan a las vías respiratorias, aunque en ocasiones puede ser debida más bien a problemas de otras estructuras como es el caso de la tos de origen cardíaco que afectan secundariamente a los pulmones o incluso la tos debida al goteo de moco desde los senos paranasales a la garanta en personas con sinusitis o adenoiditis, así como la tos debida al reflujo del contenido del estómago hacia la garganta.

La tos puede manifestarse de distintas formas

Con el fin de poder determinar la causa de la tos es necesario precisar sus características. Una primera diferenciación debe establecer si se trata de una tos seca o si más bien la tos se acompaña por secreciones llamadas flema.

La tos seca suele ser “afónica” y acompañarse de dolor o molestias detrás del esternón. Esta tos se relaciona con enfermedades como la tos ferina, también es debida a afecciones que se ubican fuera de los bronquios como los problemas de la pleura así como alteraciones de los ganglios y del esófago a nivel de la parte media del tórax conocida como mediastino.

La tos húmeda es aquella que se acompaña por expectoración que puede ir desde una flema blanquecina hasta la producción de secreciones espesas del tipo pus o incluso sangre. Este tipo de tos es debido principalmente a infecciones como la neumonía y la bronquitis, la expectoración de sangre es un síntoma relacionado con problemas de mayor gravedad como infecciones del tipo tuberculosis o la presencia de enfermedades malignas como el cáncer de pulmón.

¿Es conveniente parar la tos?

La tos suele ser muy molesta por lo que existe la tendencia natural a buscar la forma de suprimirla. Al igual que lo que ocurre con otros síntomas que constituyen mecanismos de defensa, pudiera no ser muy conveniente tomar medicamentos para detenerla si no se está claro de cuál es su origen, especialmente en el caso de la tos con flema, en donde se corre el riesgo de que se mantenga una gran cantidad de secreciones en la vía aérea que puede afectar la ventilación y por tanto la oxigenación de los tejidos.

Fotos: iStock - gilaxia / South_agency

 
 
 
Temas en Tos
 

Redes Sociales