Salud » Tos Ferina

Definición de Tos Ferina

La tos ferina es una enfermedad de tipo infeccioso causada por una bactería, la Bordetella pertussis. Desde el punto de vista médico esta patología es considerada epidémica, en el sentido de que es una dolencia ampliamente extendida en el conjunto de la población. Una particularidad de la bacteria causante de esta patología es su variación cada cierto tiempo, lo cual provoca brotes endémicos periódicos. El tiempo que transcurre dede la exposición a esta bacteria hasta el desarrollo de los síntomas se estima entre tres y quince días.

Los expertos indican que las personas más vulnerables son los menores de un año, las personas de la tercera edad y las mujeres embarazadas. Por otra parte, en los últimos años la incidencia de la tos ferina ha aumentado en personas adultas.

Síntomas y transmisión

Los síntomas de la tos ferina son los siguientes: tos muy intensa o convulsa durante varias semanas, acompañada de estornudos, fiebre moderada y secreción nasal. En ocasiones la tos presenta un silbido agudo acompañado de espamos y vómito. En principio, los síntomas son parecidos a un resfriado corriente, pero si no se trata adecuadamente puede derivar en una neumonía aguda.

Generalmente se transmite a las personas por contagio directo a través del contacto con las secreciones nasales o de la garganta. Hay que tener en cuenta que la tos ferina es una enfermedad especialmente contagiosa.

Tratamiento

La vacuna es el tratamiento preventivo más eficaz, pero no garantiza una inmunidad absoluta. La vacuna contra la tos ferina (conocida por sus siglas Tdap) se administra desde la década de 1940 y en la actualidad las autoridades médicas recomiendan que se administre entre los 15 y 18 meses y posteriormente cada dos años hasta la edad de 6 años. La vacuna también se recomienda para las mujeres embarazadas, pues de esta manera sus hijos estarán más protegidos contra la enfermedad.

Por otra parte, los médicos aconsejan administrar macrólidos (por ejemplo, la erictromicina) en la primera fase de la enfermedad y posteriormente broncodilatadores o corticoides. En cuanto a la dosis de la medicación dependerá, lógicamente, de la edad del paciente. Los especialistas en esta patología consideran que es útil contemplar tratamientos que se puedan complementar, por ejemplo la terapia con oxígeno o la ventilación mecánica junto con la medicación.

En cuanto a las medidas para prevenir la tos ferina la más importante es una correcta higiene (especialmente en el lavado de manos) y respetar el calendario de vacunación infantil.

Imagen: iStock . baona

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: septiembre. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/tos-ferina.php
 
Temas en Tos Ferina
 

Redes Sociales