Definición ABC » Salud » TOC

+

Definición de TOC

TOCLas siglas TOC se corresponden con un concepto cada vez más conocido en el ámbito de las patologías de la conducta, el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

La mayoría de personas tenemos pequeños rituales cotidianos o manías que forman parte de nuestra vida diaria. Se trata de hábitos que no tienen un mayor significado, pero cuando se convierten en obsesiones constantes y que perturban al individuo pueden llegar a ser un problema.

Las conductas obsesivas se presentan normalmente de manera repetitiva y como una amenaza (pensemos en la idea de mantenerse alejados de gérmenes y bacterias). Ante este tipo de obsesiones, quien las padece recurre a pautas compulsivas que actúan como respuesta (por ejemplo, lavarse las manos constantemente para evitar infecciones). De esta manera, el mecanismo del TOC sería el siguiente: un pensamiento que no es posible dominar y que es considerado perjudicial por el individuo y, como consecuencia de ello, una reacción repetitiva en forma de ritual. Este tipo de conductas provocan un malestar evidente, en forma de ansiedad, angustia o depresión.

Los especialistas en el TOC coinciden en un dato estadístico relevante: el 1% de la población padece esta patología y dentro de este porcentaje un número muy elevado no tiene un diagnóstico.

Causas

Esta patología obedece a factores diversos, tanto ambientales como genéticos. Hay estudios que ponen de manifiesto que el condicionante hereditario del TOC está relacionado con la bioquímica del cerebro (concretamente con un neurotransmisor, la serotonina) y también con situaciones de estrés u otros factores ambientales.

Tratamiento

Antes de proponer un tratamiento para disminuir los efectos de un TOC y mantener un equilibrio en el comportamiento, es necesario que un profesional (un psiquiatra o un psicólogo) conozca las circunstancias personales y familiares de la persona afectada. En este sentido, hay que recordar que existen test específicos para determinar si alguien tiene un TOC.

Cuando ya hay un diagnóstico preciso, es el momento de poner en marcha una terapia para reducir los niveles de ansiedad y otras alteraciones. Para ello, los especialistas en este tipo de trastornos aconsejan combinar una terapia con un tratamiento farmacológico. En cuanto al tratamiento psicológico se considera que una buena estrategia es la que combina aspectos cognitivos y conductuales. En otras palabras, el terapeuta ayuda al paciente para que conozca qué razones le impulsan a tener obsesiones compulsivas y una vez conocidas se adoptan estrategias para modificar la conducta no deseada.

Foto: iStock - PeopleImages

 
 
 
Temas en TOC
 

Redes Sociales