Definición ABC » Salud » Tirón

+

Definición de Tirón

Una de las lesiones de partes blandas que ocurre con mayor frecuencia es el tirón, también conocido como tirón muscular. Se trata de un dolor agudo, súbito y muy intenso que se origina tras un movimiento brusco bien sea intencional o accidental.

Las zonas anatómicas que con mayor frecuencia son asiento del dolor producido por un tirón abarcan los miembros, el cuello y la espalda.

¿Por qué se produce el tirón muscular?

Este tipo de lesiones son producidas comúnmente durante prácticas deportivas, en especial cuando no se ha calentado previamente, cuando se somete al musculo a una tensión para la cual no se encuentra preparado, o bien cuando se llevan a cabo estiramientos de forma brusca.

También es posible que esta lesión ocurra a nivel del cuello al levantarse de la cama por la mañana, especialmente si se duerme con varias almohadas o al quedarse dormido en una posición incómoda o con la cabeza caída, o tras efectuar un movimiento brusco, como girar el cuello o agacharse al recoger algo del piso. Este tipo particular de tirón es conocido como torticolis.

Muchas personas se refieren a la lesión por tirón muscular describiéndolo como “tener un músculo montado”, incluso es posible ver y palpar un aumento de volumen como un nudo sobre la zona dolorosa.

En ocasiones es posible que al estirase el musculo ocurra el desgarro de algunas de sus fibras, lo que origina la salida de sangre proveniente de vasos sanguíneos rotos, dando así origen a un hematoma.

Medidas para prevenir el dolor por tirón muscular

Este tipo de lesión puede prevenirse observando dos simples consejos: primero evitar los movimientos rápidos y bruscos, incluso cuando se desea cambiar de posición y, segundo, evitar el sobre enteramiento especialmente si no se ha calentado bien antes de la actividad física.

Los movimientos bruscos pueden aparecer también durante una caída, mientras se llevan a cabo una serie de movimientos para recuperar el equilibrio o evitar golpearse.

Consejos para aliviar el dolor producido por un tirón muscular

El dolor ocasionado por un tirón muscular suele ser muy intenso, se acompaña por molestias como calambres, ardor, entumecimiento e incluso limitación para la movilización. Para evitar que el dolor alcanza una gran intensidad es importante adoptar una serie de medidas inmediatamente después que ocurre el tirón, estas incluyen:

Aplicar hielo. El hielo ayuda a producir vasoconstricción con lo cual disminuye la llegada de los mediadores inflamatorios al sitio de la lesión. En caso de que se hayan roto algunos vasos sanguíneos, la colocación de hielo ayuda a que estos se cierren disminuyendo la magnitud del hematoma resultante.

Elevar el miembro. La zona adolorida debe mantenerse elevada, esto ayuda a disminuir la inflamación y el dolor al prevenir la aparición de edema o hinchazón.

Evitar los movimientos. La inmovilización es clave para recuperarse más rápidamente de un tirón muscular, el mantener o reiniciar rápidamente la actividad física puede contribuir a agravar la lesión.

Fotos: Fotolia - longquattro / vectorfusionart

 
 
 
Temas en Tirón
 

Redes Sociales