Definición ABC » Salud » Tétanos

+

Definición de Tétanos

El tétanos es una enfermedad infecciosa producida por la bacteria Clostridium tetani. Este microorganismo es capaz de producir una toxina denominada tetanospamina que afecta al sistema nervioso dando origen a los síntomas de esta enfermedad.

Para que esta bacteria se reproduzca es necesario que exista tejido muerto como ocurre en las heridas y quemaduras, estos tejidos brindan las condiciones que este germen requiere para multiplicarse y producir su toxina. El mismo se adquiere al contaminarse la herida con sustancias provenientes del suelo o por el contacto con objetos contaminados con heces de animales.

En el pasado eran frecuentes los casos de tétanos en recién nacidos por contaminación de la herida del cordón umbilical, más recientemente se han descrito casos de ésta enfermedad asociados con la realización de tatuajes y piercings.

El tétanos se caracteriza por contracciones musculares dolorosas

Una vez que las toxinas entran al organismo son capaces de afectar al sistema nervioso tras 7 a 21 días de incubación, ocasionando espasmos musculares muy dolorosos que pueden llegar a desgarrar los músculos o producir fracturas óseas por avulsión.

La afectación muscular es de tal magnitud que los pacientes se ponen rígidos, con la espalda extendida o arqueada, se contraen las mandíbulas produciendo el aspecto de tener una sonrisa forzada llamada risa sardónica, los músculos respiratorios y del tracto gastrointestinal también se contraen dificultando la respiración así como la ingesta de alimentos lo cual lleva a la muerte del paciente si no se inicia el tratamiento apropiado, este consiste en antibióticos, relajantes musculares y la administración de inmunoglobulina antitetánica. Una vez que se inicia el tratamiento la persona se recupera completamente sin quedar secuelas.

La vacunación es la mejor forma de prevenir el tétanos

Existe vacunación específica contra el tétanos, se trata de la vacuna antitetánica, esta se encuentra disponible sola o en combinación con otras vacunas que permiten la protección contra varias enfermedades en una sola vacunación. Estas vacunas combinadas son la triple, la pentavalente y la hexavalente, esta última incluye tétanos, difteria, tos ferina, hepatitis B, Haemophilus y polio.

El esquema de vacunación contra el tétanos incluye la administración de tres dosis en los primeros seis meses de vida más tres refuerzos el primero a los dos años, el segundo a los 6 años y el tercero a los 10 años, posteriormente se recomienda hacer un nuevo refuerzo a los 60 años de edad cuando se ha cumplido correctamente el esquema de vacunación en la infancia. En quienes no han sido correctamente vacunados se recomienda aplicar una vacuna cada 10 años.

Las personas que han tenido tetamos no desarrollan protección permanente por lo que deben ser vacunadas igualmente. Las personas vacunadas que reciben quimioterapia pierden el efecto protector de la vacuna por lo que deben ser revacunados.

En el caso de una herida contaminada o que tenga varias horas al momento de ser tratada si no se conoce bien como fue la vacunación antitetánica, o se desconoce que se haya llevado a cabo, es recomendable aplicar una dosis de vacuna y completar el esquema de tres dosis con intervalo mensual y luego una dosis cada dos años por dos años para completar cinco dosis.

Foto: iStock - Esben_H

 
 
 
Temas en Tétanos
 

Redes Sociales