Definición ABC » Salud » Técnica de Detención del Pensamiento

+

Técnica de Detención del Pensamiento - Definición, Concepto y Qué es

Gran parte de nuestro sufrimiento personal procede de pensamientos automáticos que vienen a nuestra mente con tal fuerza que puede derivar en una situación de bucle de ideas de las que ya no sabemos cómo salir. Es lo que se conoce también como el efecto disco rayado, una misma idea que vuelve de forma persistente a tu cabeza.

Sin embargo, pese a cómo sentimos que este tipo de idea puede debilitarnos, en realidad, tenemos la capacidad de frenar los pensamientos automáticos. ¿Cómo conseguirlo? A través de la técnica de detención del pensamiento. ¿En qué consiste? Esta técnica fue creada por Bain en torno a 1920 y fue actualizada treinta años después gracias al trabajo de Wolpe.

Parar los pensamientos negativos

Esta técnica tiene como objetivo tratar esos pensamientos no elegidos conscientemente, ideas que duelen, que producen un pesar de desolación en el ánimo y dejan consigo una descarga de negatividad física. El principal síntoma de este tipo de pensamiento es que resulta totalmente inútil desde el punto de vista de su objetivo. Son pensamientos que nos dejan anclados en el miedo y no nos motivan para una acción con sentido.

La práctica reside en el anclaje sencillo de una vez vivenciados durante un breve periodo de tiempo esos pensamientos, hacer un anclaje para cambiar el foco de atención de la mente. Por ejemplo, tu anclaje puede ser decir en voz alta la palabra "Stop", mientras das una palmada con las dos manos.

Este gesto verbal y corporal puede darte fuerza para enviarte el mensaje de que vas a desterrar esos pensamientos negativos, vas a hacer un punto de inflexión en tu guión del día para concentrarte en algo feliz. Esta técnica produce efecto a partir de la práctica constante de la misma ya que de este modo, esos pensamientos negativos tienen cada vez una menor presencia en tu vida.

Una de las ventajas de esta técnica es que puedes practicarla allí donde estés, es decir, eres totalmente libre para concentrarte en lo importante.

¿Por qué es tan importante? Porque el tono de los pensamientos es origen de la propia calidad de vida presente. Es decir, un pensamiento negativo produce una descarga física de emociones y sensaciones desagradables que alteran la vida del protagnista. Por el contrario, la ausencia de ese tipo de pensamiento es clave para vivir el presente con paz interior.

Premio al esfuerzo

Además, también puedes acompañar este gesto para parar el pensamiento con la motivación de darte una recompensa posterior, un premio por haber superado este episodio. Por ello, también puedes pensar a nivel interno: "Me voy a hacer un regalo para compensarme". Una idea tan sencilla como tomar tu infusión preferida es un anclaje de fuerza.

Los pensamientos negativos son aquellos que se producen como un martillo, es decir, te golpean una y otra vez.

Fotos: Fotolia - Thodonal / Inna Reshetylo

 
 
 
Temas en Técnica de Detención del Pensamiento
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49192 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    435
  •