Definición ABC » Salud » Sudamina

+

Definición de Sudamina

Una causa muy común de visita al pediatra es la aparición de lesiones en la piel del bebé. Una de las más frecuentes es la sudamina, también conocida como millium, que consiste en una erupción benigna relacionada con el aumento en la sudoración que ocurre con frecuencia en niños menores de un año.

La piel de los bebes es muy delicada, en especial en las primeras semanas de la vida cuando ya no cuenta con la protección que le brindaba el vientre materno, en donde estaba cubierta por una capa de líquido amniótico que permitía mantenerse aislada de los agentes irritantes del exterior, principalmente los cambios en el clima y las variaciones de la temperatura.

Luego del nacimiento, el bebé debe adaptarse a un nuevo entorno, que además es mucho más cambiante que el interior del útero. Uno de los tejidos que más cambios debe hacer para lograr esta adaptación es la piel, por su misma ubicación en la superficie del cuerpo.

La piel es muy sensible a los cambios del ambiente

La piel es un tejido muy complejo capaz de reaccionar frente a las sustancias capaces de producir irritación y alergias, originando erupciones y cambios en la coloración que se conocen comúnmente como eccemas.

Unas de estas reacciones consisten en la aparición de elevaciones muy pequeñas, como un salpullido, que se acompaña por enrojecimiento local que se localiza predominantemente en las zonas que se calientan con mayor facilidad como el cuello, las axilas, la entrepierna y la barriga, los bebes que permanecen mucho tiempo acostados suelen desarrollarlas predominantemente en la espalda.

Principales causas de la irritación de la piel del bebé

La causa más común de este salpullido es una lesión que se conoce como sudamina. Se relaciona con la obstrucción de los orificios por donde sale el sudor, lo que hace que se formen pequeños granos, especialmente en las zonas más húmedas.

Esto ocurre como consecuencia del calor. Los bebes suelen arroparse y mantenerse bien abrigados, como una forma de brindarles mayor protección, pero es posible que estos cuidados sean un poco excesivos y ocurra un aumento de temperatura que pueda originar irritaciones.

La sudamina se soluciona con unas medidas sencillas

Como el calor es el origen del problema, adoptar medidas que lleven a que el niño este más fresco son suficientes para contrarrestar esta erupción y prevenir su nueva aparición.

Se recomienda efectuar un baño con agua templada y sin jabón, frotándolo suavemente, secar completamente y dejar al niño solo con un pañal y una camiseta de algodón. Es necesario además mantenerlo en un lugar que se encuentre a temperatura agradable y resguardado del sol, en el que el bebé sude menos.

Es de gran ayuda agregar algo de manzanilla o camomila al agua del baño. Esta planta tiene propiedades antinflamatorias que ayudan a aliviar la irritación y el enrojecimiento de la piel, siendo además un buen antibiótico natural por lo que previene que las lesiones se sobreinfecten.

Fotos: Fotolia - Triocean / Tomsickova

 
 
 
Temas en Sudamina
 

Redes Sociales