Salud » Solárium

Definición de Solárium

Un solárium es un dispositivo en forma de cámara que tienen en su interior una serie de lámparas que emiten radiaciones ultravioletas que llevan a que se produzca en la piel un bronceado similar al que se obtiene tras la exposición a la luz del sol.

También se conoce como cama solar o lámparas de bronceado. Fueron muy populares a finales de los años noventa entre quienes querían una piel bronceada todo el año.

Con el paso de los años se ha podido evidenciar los efectos adversos de este tratamiento sobre la piel por lo que, aunque se siguen usando, su demanda ha disminuido en forma considerable.

Consecuencias de la exposición a las radiaciones UVA

Los solárium emiten rayos ultravioletas (UV) al igual que la luz del sol, solo que en estas cámaras los rayos son de mayor intensidad, pudiendo ser hasta tres veces más intensos que los emitidos por el sol del verano en horas del mediodía.

Este tipo de radiaciones producen diversos daños a las células de la piel. El más frecuente son las quemaduras, aunque el más importante es la posibilidad de desarrollar mutaciones en el ADN que es un mecanismo relacionado con la inducción de lesiones malignas como el cáncer de piel.

El uso de las camas solares aumenta 2,5 veces el riesgo de desarrollar cáncer de piel del tipo espinocelular y 1,5 veces el de tipo basocelular.

Otro cambio asociado con la práctica de exponerse a la luz de estas cámaras, es la aparición de lesiones asociadas con el envejecimiento cutáneo debido a la exposición a radiaciones, llamado foto envejecimiento.

Estos incluyen principalmente el resecamiento de la piel y la aparición de manchas oscuras.

Lesiones oculares

Además de la piel, las radiaciones pueden causar lesiones en los ojos cuando estos no se protegen debidamente con lentes o gafas especiales, estas lesiones pueden afectar a la retina ocasionando pérdida de la visión irreversible.

Las estructuras superficiales del ojo también pueden verse afectadas. Se ha evidenciado la relación entre el desarrollo de carnosidades en el ojo (pterigión) y la aparición de cataratas entre quienes usan esta técnica de bronceado.

Normativas a respetar

Si bien los médicos dermatólogos desaconsejan categóricamente la exposición a loas radiaciones que emiten estas cámaras, suelen alertar a quienes decidan usarlas a seguir las siguientes recomendaciones:

- Contabilizar la cantidad y duración de las sesiones aplicadas con el fin de cuantificar de alguna manera la radiación acumulada.

- No aplicar ninguna crema en el cuerpo antes de exponerse a las radiaciones.

- No usar aceleradores de bronceado antes de entrar en estas cámaras ya que esto incrementa el riesgo de daño a la piel.

- Usar gafas oculares protectoras.

- Verificar el estado de limpieza de las superficies que entran en contacto con la piel ara evitar el contagio de lesiones.

- Las personas que se encuentren tomando algún medicamento deberán asesorarse con su médico tratante si este se asocia con fotosensibilidad, es decir, si es capaz de ocasionar efectos adversos en la piel tras la exposición a las radiaciones UV.

Fotos Fotolia: Dangubic / Alex

Autor: Maria Paz de Andrade | +CITAR
 
 
 
Temas en Solárium
 

Redes Sociales