Definición ABC » Salud » Síndrome de la Mamá Gallina

+

Definición de Síndrome de la Mamá Gallina

sindrome-de-la-mama-gallinaEl instinto de protección es muy natural en la relación madre e hijo. Es decir, una madre siempre cuida de sus hijos incluso cuando estos son adultos.

Sin embargo, se conoce como síndrome de la mamá gallina a la actitud de aquellas madres que sobreprotegen al extremo a sus hijos. Se utiliza la metáfora del síndrome de la mamá gallina para remitir al comportamiento de aquella madre que aconseja a sus hijos constantemente porque quiere evitar por encima de todo que sufran.

Son personas que tienen muchos miedos irracionales sobre aquello que pueda suceder a sus hijos, por esta razón, al ser víctimas de estos miedos internos, intentan hacer todo lo posible para tenerlo todo bajo control. Sin embargo, desde el punto de vista emocional, nunca se relajan del todo ya que siempre están a la expectativa de aquello que pueda suceder.

Relación de dependencia

Esta actitud de protección produce una relación de dependencia entre padres e hijos. Los niños desarrollan un apego extremo hacia sus padres hasta el punto de que pueden sufrir al separarse en situaciones cotidianas. Los niños que son educados de este modo asocian ciertas vivencias con el peligro de estar lejos de los padres.

Conforme el niño crece, las madres que tienen el síndrome de la mamá gallina tienden a aconsejar a sus hijos en relación con aquello que deben hacer. Es decir, dan indicaciones constantemente.

Madres perfeccionistas

Sindrome-Mama-GallinaToda madre se preocupa por sus hijos, sin embargo, aquellas madres que sufren el síndrome de la mamá gallina, se preocupan en exceso. Observan un montón de peligros imaginarios que en la mayoría de las ocasiones nunca se hacen realidad.

Sobreproteger a los hijos implica reducir la capacidad de ellos mismos de tomar decisiones de un modo independiente de acuerdo a su edad. Esta relación de dependencia extrema entre madre e hijo no logra llenar los vacíos internos y las frustraciones de la madre.

Son madres perfeccionistas que se exigen mucho a sí mismas y tienen unas expectativas muy elevadas sobre aquello que implica la maternidad. Sin embargo, a pesar de su alto grado de implicación emocional nunca terminan de sentirse completamente satisfechas consigo mismas por su función. Experimentan sentimiento de culpabilidad por aquello que hubiesen podido realizar de un modo equivocado.

 
 
 
Temas en Síndrome de la Mamá Gallina
 

Redes Sociales