Salud » Sepsis o Septicemia

Definición de Sepsis o Septicemia

Sepsis La palabra Sepsis se utiliza para hacer referencia a la respuesta generalizada del organismo ante una infección. Es una condición seria que es capaz de producir la muerte en 3 de cada 10 afectados. También en conocida como Septicemia.

Tras una infección ocurre la activación del sistema inmune buscando limitar y resolver el proceso. En el caso de infecciones por bacterias capaces de producir toxinas, o en personas con alteraciones en su respuesta inmune, es posible que el proceso infeccioso conlleve a la producción de una serie de sustancias llamadas citoquinas capaces de llevar a una respuesta exagerada capaz de producir inflamación y afectar la función de varias células del sistema de defensas y de las sustancias relacionadas con el proceso de coagulación de la sangre.

La sepsis puede desarrollarse tras cualquier infección bien sea por bacterias, virus u hongos, sin embargo existen algunas infecciones capaces de llevar a esta complicación con mayor frecuencia como es el caso de la meningitis, neumonía, endocarditis e infecciones abdominales, incluso el dengue hemorrágico es capaz de evolucionar hacia esta condición. El riesgo de desarrollar una sepsis aumenta cuando estas infecciones se presentan en personas debilitadas o con enfermedades crónicas asociadas como la diabetes y los problemas cardiovasculares.

Los síntomas asociados con un estado séptico son variables y se deben a una afección de todo el organismo. Las primeras manifestaciones son toque del estado general, trastornos de la conciencia, disminución del pulso, descenso de la presión arterial y aumento de la frecuencia respiratoria. Normalmente la temperatura se encuentra elevada siendo común la fiebre, aunque en las infecciones severas o en personas ancianas hay una tendencia más bien al descenso de la temperatura por debajo de los 36°C, llamada hipotermia.

También se encuentran presentes los síntomas de la infección inicial que origino el proceso así como manifestaciones producidas por la falla en la función de órganos, como es el caso de la disminución en el volumen de orina por falla de los riñones, diminución en la presión de oxígeno en la sangre por falla pulmonar, lesiones en la piel que van desde manchas rojas hasta vesículas llenas de liquido o de sangre, trastornos de la coagulación de la sangre y alteración de la circulación especialmente a nivel periférico en las extremidades; estas manifestaciones se acompañan por cambios relacionados en los valores de los estudios de laboratorio.

Los parámetros encontrados en el examen clínico junto a los cambios en los laboratorios permiten establecer el diagnostico de una sepsis, sin embargo este es confirmado mediante el aislamiento de germen causante en un estudio de cultivo de sangre conocido como hemocultivo.

Los pacientes con sepsis son manejados en unidades especializadas en cuidados intensivos, ya que necesitan medidas de soporte para el tratamiento de la infección, así como de la respuesta inflamatoria generalizada y de las fallas de los diversos órganos y sistemas capaces de producir una condición potencialmente mortal conocida como Shock Séptico.

 
 
Autor: Dra. Maria de Andrade | Sitio: Definición ABC | Fecha: octubre. 2014 | URL: https://www.definicionabc.com/salud/sepsis.php
 
Temas en Sepsis o Septicemia
 

Redes Sociales