Definición ABC » Salud » Sarro

+

Definición de Sarro

El sarro es un sedimento que aparece en los contenedores de algunos líquidos y que también se forma alrededor de artefactos por los que pasa el agua, tal es el caso de bachas, inodoros, entre otros.

Sedimento que aparece en contenedores de líquidos, de aspecto desagradable, y que debe removerse porque es aglutinador de bacterias

Para removerlo es necesario utilizar productos de limpieza especiales dado que el sarro se adhiere de gran manera y es difícil sacarlo con un trapo y agua.

Trastorno bucal que consiste en la placa bacteriana que se adhiere a nuestros dientes por mala alimentación y deficiencia de limpieza, entre otras causas

Por otra parte, y a instancias de la odontología, el sarro, es uno de los principales problemas que atacan a los dientes y entonces, desde esta materia es que se trata de combatirlo a partir de determinados cuidados, tratamientos y prácticas.

Porque el sarro además de ser un concreto problema de estética ya que se caracteriza por volver oscuros nuestras piezas dentales, es un complejo problema de salud bucal, que de no tratarse a tiempo podrá provocar diferentes dolencias tales como: inflamación en las encías, sangrado de las encías, mal aliento, y en los casos más severos hasta la pérdida de la pieza dental.

También denominado como cálculo dental y tártaro, el sarro, es una sustancia que se pega al esmalte de nuestros dientes y que es el resultado directo de la mezcla de los restos de alimentos que ingerimos, desechos celulares, sales minerales y de millones de agentes bacterianos que progresivamente y ante la deficiente limpieza dental se van adhiriendo a los dientes.

Si bien muchos consideran que la principal causa de la aparición de sarro es la deficiente higiene dental, debemos aclarar que esto no es así, sí es un factor que predispone, pero la gran razón de ser del sarro es ingerir una alimentación alta en azúcares, grasas perjudiciales y alimentos refinados, y como contrapartida no comer la suficiente cantidad de verduras y de frutas que por supuesto ayuda a mantener la salud de nuestros dientes.

Tampoco podemos dejar afuera de las causas al consumo en exceso de café, té y tabaco.

Dependiendo de la ubicación que ostente, se puede hablar de sarro supra gingival (se distingue por su color amarillo y porque se encuentra por encima de la línea de la encía) y de sarro infra gingival o subginginval (es de color marrón y se encuentra por debajo de la línea de la encía).

Mayormente, el sarro se acumula en las caras interiores de nuestros dientes cuando la placa dental no es removida de la superficie exterior, entonces, se endurece y se transforma en sarro.

Una vez que el mismo se encuentra adherido a los dientes solamente se lo podrá remover a través de una práctica conocida como tartectomía y que es realizada únicamente por el profesional odontólogo.

Cómo prevenirlo y combatirlo

Cabe destacar, que el sarro es absolutamente prevenible si se observan las siguientes recomendaciones: adecuado cepillado dental, uso de enjuague bucal, al menos dos veces en el día, y de hilo dental para remover los restos de comida que quedan entre los dientes.

Respecto del cepillo dental a usar es importante que el mismo sea pequeño, de cerdas suaves y redondeadas para así poder penetrar en todos los rincones de la dentadura; al cepillo hay que cambiarlo cada dos o tres meses y acompañarlo con una pasta dental que contenga flúor.

También se denomina sarro a la sustancia que se va adhiriendo a paredes y que es el resultado de la adhesión reiterada y gradual de carbonato de calcio y de magnesio.

La misma va generando una costra que resulta sumamente difícil de remover.

Existen algunos productos especialmente diseñados para ayudar en la tarea de remoción.

A continuación enumeraremos algunos alimentos y suplementos que benefician y combaten el sarro.

Las frutas y los vegetales son cocinar, especialmente las manzanas, las verduras de hoja verde como la espinaca, acelga, lechuga, rúcula.

Por otro lado el sésamo, la estevia para endulzar en reemplazo del azúcar.

El carbón activado es un excelente remedio que ayuda a blanquear y limpiar los dientes.

Se lo puede adquirir en dietéticas o tiendas que comercializan productos naturales.

Se trata de un polvo con el cual nos tendremos que cepillar bien los dientes para que ejerza su favorable acción.

Es relevante que el carbón sea de origen vegetal, en tanto, como se trata de un producto abrasivo hay que usarlo con precaución y no con frecuencia ya que el abuso puede dañar el esmalte de los dientes.

Y finalmente, más allá de cualquier producto especial o dieta, debemos recomendar para prevenirlo cepillar los dientes con regularidad, pasar el hilo dental también con la misma frecuencia con que se cepillan, usar enjuague bucal y por supuesto visitar periódicamente al odontólogo para que pueda realizarnos un control de nuestra dentadura.

 
 
 
Temas en Sarro
 

Redes Sociales