Definición ABC » Salud » Sarampión

+

Definición de Sarampión

Sarampión El Sarampión es una enfermedad infecciosa muy contagiosa que afecta a la piel y a las vías respiratorias, es producido por el Virus del Sarampión.

Este virus suele afectar principalmente a niños en edad preescolar, es decir a aquellos entre los 2 y 6 años de edad, se adquiere por exposición a secreciones de personas que presenta la enfermedad. Las personas enfermas pueden transmitir la enfermedad desde dos días antes del inicio de los síntomas hasta cinco días después de la aparición de la erupción cutánea.

Manifestaciones del Sarampión

Los primeros síntomas de esta enfermedad son malestar, secreción nasal, enrojecimiento de los ojos, tos y fiebre, a los pocos días aparece una erupción rojiza que se inicia detrás de las orejas y en la nuca y se extiende de arriba hacia abajo hasta distribuirse en todo el cuerpo, afectando también las palmas de las manos y las plantas de los pies, dura unos cinco días desapareciendo en el mismo orden en que se inició.

Las personas que han sido vacunadas contra el sarampión desarrollan una forma más leve de la enfermedad, que se manifiesta principalmente por fiebre y erupción cutánea.

El Sarampión puede acompañarse de complicaciones

El virus del sarampión produce una serie de alteraciones en el sistema inmune afectando la función de los linfocitos, células relacionadas con los mecanismos de defensa. Esto hace que durante esta enfermedad aumente el riesgo de desarrollar infecciones simultáneas por bacterias, especialmente a nivel respiratorio, desarrollándose así cuadros de otitis media, sinusitis, bronquitis o neumonía.

SarampionA nivel del sistema nervioso, este virus puede ocasionar la inflamación de las estructuras nerviosas ubicadas dentro del cráneo, lo que se conoce como encefalitis, las manifestaciones de esta complicación son los trastornos de la conciencia, demencia y convulsiones.

También es posible que la infección afecte al sistema digestivo ocasionando gastroenteritis con diarrea y vómitos así como la inflamación del hígado.

El Sarampión en adultos puede ser peligroso

El sarampión es una enfermedad que normalmente ocurre en la infancia, cuando se presenta en adultos suele tener una evolución más grave y haber un mayor riesgo de desarrollar complicaciones.

Es estos pacientes es frecuente el desarrollo de infecciones respiratorias asociadas, en especial la neumonía y obstrucción de los bronquios, así como cuadros de hepatitis que por lo general requieren la hospitalización para su tratamiento.

Los adultos con afectación del sistema inmune como aquellos que padecen cáncer, tienen infección por VIH o reciben tratamiento contra el rechazo de trasplantes de órganos pueden desarrollar una forma más severa de sarampión.

El tratamiento del Sarampión es sintomático

No existe un tratamiento específico para esta enfermedad. La medicación se emplea para disminuir la fiebre y aliviar el malestar, en el caso de infecciones asociadas puede aplicarse además los antibióticos específicos según el germen causal.

En el caso de complicaciones como la neumonía, la hospitalización está indicada para brindar soporte respiratorio.
Los niños pequeños o con trastornos de la nutrición han mostrado una mejor evolución cuando son tratados con suplementos de Vitamina A.

El sarampión puede prevenirse con la administración de la vacuna especifica que se encuentra disponible tanto sola como combinada junto a la vacuna contra la Rubeola y la Parotiditis en la Trivalente Viral, cuya aplicación se recomienda entre los 12 y 15 meses de edad siendo necesaria una segunda aplicación antes de los 12 años.

 
 
 
Temas en Sarampión
 

Redes Sociales