Definición ABC » Salud » Salud Financiera

+

Definición de Salud Financiera

La salud es un bien que puede ser de distinto tipo. La salud no solo puede hacer referencia al bienestar general, sino también, a lo económico. La salud financiera hace referencia a la gestión de las finanzas. Por ejemplo, desde el punto de vista económico es muy importante integrar el ahorro como una inversión de futuro.

Por esta razón, para mantener una buena salud financiera el nivel de gastos siempre debe estar en relación con los ingresos. En todo hogar existen unos gastos fijos y otros que son variables.

Cómo fomentar el ahorro

Es en el orden de los gastos variables donde se puede fomentar el ahorro porque en cierto modo, pueden ser gastos más prescindibles.
Sin embargo, también puede ocurrir que el salario de una persona sea bajo.

Así ocurre, por ejemplo, en un entorno de empleo precario. Y entonces, la salud financiera es compleja porque el ahorro se torna casi imposible. Es entonces cuando la persona vive al día. Es un territorio que está en constante relación con lo emocional.

¿Por qué motivo? Porque los problemas económicos producen constantes preocupaciones personales. Por ejemplo, incertidumbre de futuro. Por el contrario, una óptima salud financiera ofrece una mayor tranquilidad al poder tomar decisiones más a largo plazo. O incluso, al tener la tranquilidad de que si falla el trabajo en algún momento, el profesional sabe que tiene unos ahorros para vivir durante varios meses.

En relación con la salud financiera, la persona toma decisiones constantemente. Por ejemplo, la elección de los productos de la compra. O también, la decisión de comprar una casa, compartir piso o alquilar uno propio.

La economía también evoluciona constantemente y cada vez existen nuevas formas de economía colaborativa que también muestran la mentalidad del ahorro.

En el ámbito profesional, también se abren nuevas puertas que permiten mejorar la posición de los emprendedores, incluso, desde el inicio de la actividad. Por ejemplo, el coworking. Es decir, el alquiler de un espacio profesional en función de las horas de trabajo.

Coaching financiero

Para desarrollar habilidades de control del dinero, el coaching financiero nace con vocación de fomentar el empoderamiento personal ante el control de los números.

De este modo, la persona puede aprender a optimizar sus recursos o incluso, a elaborar un plan de acción de futuro. Por ejemplo, un plan de jubilación. O también, buscar otro trabajo de fin de semana.

Las deudas son un mal síntoma. Por el contrario, el ahorro muestra el lado opuesto de la balanza.

Foto: Fotolia - FMarsicano / V. Kudryashov

 
 
 
Temas en Salud Financiera
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49203 fans
  • Twitter
    2290
  • Google
    440
  •