Definición ABC » Salud » Rickettsia

+

Definición de Rickettsia

La rickettsia es un microorganismo, concretamente una bacteria, que se trasmite a través de los ácaros, los piojos, las pulgas o las garrapatas. En cuanto a su detección ésta se produce utilizando el microscopio con una técnica que tinta la bacteria y que a su vez se obtiene mediante una biopsia y también se pueden emplear pruebas de tipo genético. De esta manera, es posible especificar los distintos tipos de rickettsia.

Los síntomas que produce y algunas consideraciones médicas

La rickettsia afecta a las células de la sangre y las va destruyendo. Esta bacteria tiene la capacidad de provocar enfermedades en animales y en los humanos. De esta manera, si los insectos infectados por la rickettsia entran en contacto con un perro se produce una enfermedad infecciosa que se traduce en toda una serie de síntomas (anorexia, debilitamiento general y fiebre). Es una enfermedad curable pero debe atenderse con un tratamiento antibiótico. El mismo mecanismo que afecta a los perros o a cualquier mascota se puede producir en los humanos con síntomas similares (fiebre, infección cutánea, hinchazón de los tobillos y una sensación de malestar intenso).

El término médico utilizado para describir esta patología es rickettsiosis. Se trata de una enfermedad considerada como emergente y que puede llegar a ser mortal. En medicina se han descrito diversas enfermedades originadas por la rickettsia (la fiebre manchada de las montañas rocosas, el tifus endémico o el tifus epidémico).

El periodo en el que se produce la incubación de la enfermedad en los seres humanos oscila entre los 10 y 14 días.

El estudio de las rickettsias dentro de la historia de la medicina ha permitido relacionar estas bacterias con episodios de tifus en México en el siglo XVl y en Rusia, Estados Unidos y Brasil en el siglo XX.

En la actualidad existe una vacuna contra la rickettsiosis pero sus efectos no previenen la infección de manera absoluta sino que reducen las consecuencias de las infecciones.

La convivencia con animales de compañía

Para prevenir una infección de esta índole es aconsejable extremar las medidas de higiene. En este sentido, en la convivencia entre los humanos y sus mascotas deben tomarse medidas profilácticas.

Por otra parte, los veterinarios advierten sobre la necesidad de llevar un control sanitario adecuado de las mascotas (especialmente las vacunas periódicas, la desparasitación y la higiene). Como medida complementaria se recomienda que las mascotas lleven collares anti garrapatas. El abandono de perros y gatos y los animales no desparasitado son dos circunstancias que también pueden desencadenar este tipo de infecciones.

Fotos: iStock - nopparit / baona

 
 
 
Temas en Rickettsia
 

Redes Sociales