Definición ABC » Salud » Reflujo

+

Definición de Reflujo

Pirosis La palabra Reflujo hace referencia al proceso mediante el cual un fluido se devuelve o retorna a su punto de partida. En el argot médico este término se emplea con gran frecuencia ya que el reflujo implica una insuficiencia que hace que el contenido de una determinada cavidad o estructura se devuelva lo cual es manifestación de un estado patológico o enfermedad.

Existen varios tipos de reflujos, según la estructura en que se localiza, estos son:

Reflujo Gastroesofágico. Es el tipo de reflujo más frecuente y más conocido, ocurre cuando el contenido del estómago se devuelve hacia el esófago en vez de seguir su normal tránsito hacia la primera parte del intestino delgado conocida como duodeno; este tipo de reflujo es debido a la incompetencia del esfínter que se localiza entre el esófago y el estómago llamado esfínter esofágico inferior, o por trastornos como la hernia hiatal, el aumento de la presión intraabdominal por obesidad o embarazo, así como por el hábito de acostarse inmediatamente después de comer. El reflujo gastroesofágico puede ocurrir también como efecto secundario por el uso de algunos medicamentos para la hipertensión arterial, los mareos, la depresión o tratamientos hormonales. Las principales manifestaciones del reflujo gastroesofágico son el dolor quemante detrás del esternón, tos, dolor de garganta y ronquera. Este tipo de reflujo amerita tratamiento, ya que el contenido ácido del estómago en su ascenso es capaz de lesionar el esófago produciendo una lesión que se conoce como Esófago de Barret, esta es una lesión premaligna que de no ser tratada puede dar origen a un cáncer de esófago.

Reflujo faringolaríngeo. En algunos pacientes el contenido del estomago puede ascender al esófago y de allí pasar a la laringe alcanzando las cuerdas vocales irritándolas, estas personas presentan episodios de dolor en la garganta, ronquera, carraspera y tos después de comer o al acostarse, como dato curioso la gran mayoría de estos pacientes no refieren los síntomas clásicos ya descritos del reflujo gastroesofágico por lo que resulta difícil hacer este diagnóstico. En niños pequeños este tipo de reflujo es causante de infecciones respiratorias y asma.

Reflujo vesicoureteral. En este tipo de reflujo la orina contenida en la vejiga retorna hacia el uréter pudiendo alcanzar el riñón, esto puede ocurrir de forma asintomática, es decir, sin que quien lo padezca tenga síntomas o molestias, pero también puede ser la causa de infecciones urinarias altas como la pielonefritis, que se acompañan por dolor en la región lumbar, dolor y ardor para orinar y fiebre.

Reflujo vascular. La sangre también puede retornar de forma patológica dando origen a un reflujo, eso ocurre cuando el sistema valvular de las venas o del corazón son insuficientes en su función de impedir que la sangre retorne. En los trayectos venosos de las piernas enfermedades como las varices producen dilataciones anormales de las venas que hacen que el sistema valvular no cierre completamente lo cual hace que parte del fluido retorne facilitado por la gravedad, esto produce molestias como pesadez y cansancio en las piernas e hinchazón a nivel de los tobillos. En el corazón existe también un sistema de válvulas que tienen como función evitar que la sangre fluya de forma retrograda desde los ventrículos hacia las aurículas o desde las arterias pulmonar y aorta hacia los ventrículos, la insuficiencia de estas válvulas puede ocurrir por dilatación de las cámaras cardiacas por enfermedades como la hipertensión arterial, la insuficiencia cardiaca o el mal de Chagas, o bien por afectación directa de las válvulas que puede ocurrir por complicación de infecciones como la endocarditis o la fiebre reumática.

 
 
 
Temas en Reflujo
 

Redes Sociales