Definición ABC » Salud » Reflexología

+

Definición de Reflexología

La reflexología -también conocida como reflexoterapia- es una disciplina que se emplea para tratar un amplio rango de dolencias y que consiste en la estimulación de determinados puntos del cuerpo mediante pequeños masajes que ejercen presión.

Pese a no tratarse de un campo que cuente con aval científico que respalde su eficacia, la reflexología viene utilizándose desde tiempos inmemoriales, ya que se basa en principios similares a los de la acupuntura, en el sentido de que defiende que el cuerpo se encuentra atravesado por meridianos a través de los cuales discurre la energía, y que, por tanto, es posible actuar sobre dolencias de diferentes partes del cuerpo estimulando mediante masajes dichas corrientes energéticas.

Las zonas donde con más frecuencia se realizan los masajes son los pies y las manos, ya que se consideran las zonas terminales de estos meridianos de energía, y cuya manipulación tendrá reflejo en el resto de zonas comunicadas.

Reflexología y efecto placebo

La reflexología no trata la curación de los síntomas, sino que entiende el cuerpo humano como una unidad energética en su conjunto. Según los expertos en reflexología, la energía que no fluye naturalmente por los cauces establecidos (los ya mencionados meridianos), es la que provoca las dolencias, y sólo mediante la manipulación por parte de un especialista de los puntos conectados, es como puede ponerse remedio al problema. Una vez aplicada la presión sobre aquellos puntos clave, el cuerpo recupera su equilibrio energético y se retorna a una situación de normalidad.

Si bien existe un gran número de pacientes que afirman haber experimentado notables mejoras en su estado de salud o en el tratamiento de dolencias concretas con las terapias de Reflexología, lo cierto es que muchos científicos explican este hecho con el efecto placebo.

El efecto placebo consiste en la mejora objetiva de los síntomas debida al convencimiento por parte del paciente de que se le está administrando una terapia eficaz, cuando en realidad aquel tratamiento o sustancia que se le suministra son totalmente inocuos.

Por lo general, tanto la Reflexología como la Homeopatía y otras terapias alternativas, no cuentan más que con un sustrato teórico que no ha podido ser demostrado en laboratorio bajo ninguna circunstancia, y que pese a la complejidad de la literatura en que se apoyan, no han logrado validar sus prácticas bajo ningún criterio admitido por la comunidad médica internacional.

Foto: iStock - satit_srihin

 
 
 
Temas en Reflexología
 

Redes Sociales