Definición ABC » Salud » Reanimación

+

Definición de Reanimación

RCP La Reanimación es un procedimiento médico llevado a cabo en situaciones de emergencia en las que el corazón o los pulmones cesan su funcionamiento, es decir, cuando por alguna razón una persona no respira o no tiene pulso perceptible. También es conocida como RCP ó Reanimación Cardiopulmonar.

Las situaciones que llevan a este estado son muchas, principalmente ocurre en accidentes con politraumatismos especialmente trauma craneal, hemorragias, infartos cardiacos, accidentes cerebrovasculares, arritmias cardíacas, ahogamiento, sobredosis de drogas, infecciones severas y choques eléctricos.

Dado que estas situaciones se pueden presentar en cualquier lugar, las acciones que constituyen primeros auxilios no necesariamente son llevadas a cabo por médicos sino por bomberos, paramédicos o por cualquier persona que conozca estas maniobras, por lo que es recomendable que la población general domine las técnicas básicas de reanimación cardiopulmonar ya que este conocimiento puede contribuir a salvar una vida.

La primera manifestación observable de que hay un trastorno que hace que la persona deje de respirar o de tener latidos cardíacos es la pérdida de estado de conciencia, ésta ocurre aproximadamente unos 30 segundos después de que se compromete el aporte de oxígeno al cerebro. Al estar en presencia de una situación como ésta es importante iniciar lo antes posible la reanimación ya que el cese del aporte de oxígeno al cerebro por unos 3 a 4 minutos es capaz de producir secuelas neurológicas irreversibles y transcurridos sólo seis minutos puede ocurrir la muerte de la víctima.

La resucitación cardiopulmonar consta de dos fases, suministrar oxígeno a la víctima mediante la llamada respiración boca a boca y procurar mantener la circulación mediante las compresiones cardíacas. Es importante que antes llevar a cabo estas acciones se coloque a la víctima acostada sobre una superficie estable en posición boca arriba, hay que determinar primeramente el estado de la vía aérea, retirando cualquier objeto que pueda obstruirla como el caso de las prótesis dentales o los fluidos como la sangre, hay que mantener la cabeza en posición correcta cuidando de no manipularla bruscamente para no causar lesiones o agravar las ya existentes a nivel de la cabeza o columna cervical.

Tecnica RCP Para realizar las compresiones hay que colocar una mano sobre el hueso esternón entre los dos pezones, la otra mano deberá colocarse inmediatamente por encima de la primera entrelazando los dedos, los brazos deben estar extendidos en una posición perpendicular al tórax de la víctima, una vez en esta posición deben iniciarse las compresiones, actualmente se maneja el esquema de 30 compresiones seguidas, éstas deben ser efectuadas de forma rápida tratando de hundir el pecho unos 2 a 3 cm, hay que procurar que este se levante por completo entre cada compresión.

Luego de cada ciclo de compresión se lleva a cabo la respiración, para ello debe cubrirse la boca de la víctima con la boca del reanimador tratando de abarcarla completamente, con la mano cercana a la cabeza deberá taparse la nariz y con la mano cercana al cuerpo un deberá fijarse y elevarse el mentón, una vez hecho esto se recomienda hacer dos insuflaciones verificando que el pecho se eleve durante ellas.

Este ciclo de 30 compresiones alternadas con dos insuflaciones debe continuarse hasta que la víctima recupere el estado de conciencia o hasta que llegue al sitio ayuda especializada. Es importante estar seguro de que no hay respiración ni pulso para iniciar estas maniobras, nunca deben ejecutarse si la persona está respirando, tiene tos o tiene pulso aunque se encuentre inconsciente.

 
 
 
Temas en Reanimación
 

Redes Sociales