Definición ABC » Salud » Raquitismo

+

Definición de Raquitismo

Raquitismo El Raquitismo es una enfermedad de los huesos caracterizada por el hecho de que estos ven detenido su crecimiento y mineralización. Este trastorno es debido a la falta en el aporte de calcio, fosforo y Vitamina D.

El término Raquitismo se usa sólo si esta condición se produce en la infancia, cuando se presenta en los adultos y ancianos se denomina Osteomalacia.

Por qué se produce el raquitismo

La principal causa de este trastorno es el aporte insuficiente de calcio, fósforo y vitamina D en los niños por causas nutricionales, se ve agravado además cuando hay poca exposición a la luz solar.

También puede ocurrir por alteraciones en los riñones que hagan que ocurran perdidas de minerales por la orina, en trastornos como el aumento de producción de parathormona por las glándulas paratiroides o menos frecuentemente en el caso de enfermedades genéticas que alteran el metabolismo del calcio y la vitamina D.

En los adultos la Osteomalacia se asocia al uso de antiácidos que fijen el fósforo por largos períodos de tiempo, así como al uso de medicamentos para el tratamiento de la osteoporosis como los bifosfonatos.

Manifestaciones del Raquitismo

RaquitismoEl raquitismo produce una serie de manifestaciones entre las que se encuentran:

- Baja estatura.
- Dolor en los huesos.
- Arqueamiento de las piernas.
- Extremos de los huesos abultados y dolorosos.
- Retardo en el cierre de las suturas del cráneo (fontanelas).
- Anomalías en huesos de la pelvis y columna, en esta última puede ocurrir una desviación conocida como escoliosis.
- Deformidades en los dientes y tendencia a las caries dentales.
- Debilidad muscular, especialmente en los músculos de los muslos.
- Calambres musculares.

Cómo se trata esta afección

Raquitismo 2Cuando el diagnóstico se hace antes de que el niño culmine su crecimiento es posible tratarla al suministrar suplementos de calcio, fósforo y vitamina D, con lo cual se puede prevenir el desarrollo de secuelas. Cuando el crecimiento ya ha finalizado, y existan además alteraciones en la estructura ósea o baja estatura, se podrá remineralizar el hueso sin embargo las deformidades serán permanentes.

El los adultos el tratamiento se basa en la reposición de los minerales y vitamina D, así como la suspensión de medicamentos que puedan desencadenar este trastorno. Es recomendable además la exposición regular a la luz solar a principios de la mañana o al final de la tarde.

En ambos casos es necesario evaluar el funcionamiento de los riñones y del sistema endocrino, con la finalidad de identificar los trastornos en su funcionamiento que pudieran estar ocasionando o agravando este problema.

Las deformidades óseas deben tratarse si se acompañan por dolor o limitación para llevar a cabo las actividades diarias, por lo general el tratamiento de estas condiciones es quirúrgico.

 
 
 
Temas en Raquitismo
 

Redes Sociales