Definición ABC » Salud » Rabia Contenida

+

Definición de Rabia Contenida

La ira o la rabia es un sentimiento natural que una persona puede experimentar cuando considera que ha padecido una situación injusta.

La esencia de las emociones es su expresión, sin embargo, en ocasiones ocurre que un sentimiento es reprimido.

Eso significa que esa información sentimental o afectiva que se ha producido, ha sido silenciada e ignorada. Esto da lugar al mal humor y a un estado de ánimo negativo.

¿Por qué una persona puede reprimir una emoción?

Existe una creencia coloquial que lleva a dividir las emociones en positivas o negativas, colocando la rabia en el plano de las negativas.

Cuando una persona interioriza la rabia como un valor negativo tiende a reprimir esta emoción porque se autocensura por sentir estos episodios de enfado. Lo cierto es que las emociones no son positivas o negativas sino agradables o desagradables. La rabia contenida es desagradable, sin embargo, es saludable.

Las emociones y sentimientos producen información importante sobre uno mismo, por esta razón, es importante escuchar este sentimiento. ¿Qué ocurre con la rabia reprimida? Que pide libertad. Es terapéutico canalizar esta energía interior.

Conviene aprender a liberar la ira por una cuestión de salud. Ya que la ira contenida puede hacernos enfermar mentalmente. Y esta represión psicológica también puede dar lugar a algún malestar somático dada la constante relación entre cuerpo y mente.

Cómo canalizar la rabia silenciada

1. Escribe una carta expresando por escrito todo aquello que te ha quedado pendiente de expresar. Anota sobre el papel todos tus pensamientos y sentimientos, sin ningún tipo de filtro. Siente la confidencia de intimidad que te aporta el papel a modo de diario. Después, puedes romper el folio en un montón de pedazos.

2. Sal al pasear al campo. Respira profundamente, grita en algún momento si necesitas desahogarte cuando no te escuche nadie. El contacto con la naturaleza es terapéutico en sí mismo.

3. Racionaliza la situación. Intenta enviarte mensajes positivos a ti mismo. Por ejemplo, “esto también pasará”.

4. Aquello que se reprime brota con más fuerza. Por tanto, intenta expresar en el momento, de un modo controlado, el motivo de tu disgusto. Por ejemplo, expresa de una forma asertiva cuál ha sido el motivo de tu enfado.

Conviene no confundir la expresión de la ira con la agresividad de un ataque personal que muestras cuando te pones a la defensiva.

La asertividad empática, la expresión de tus sentimientos descritos en primera persona, es la mejor forma de hacerte entender.

Función positiva de la rabia

La rabia es una vivencia emocional que conecta con la lucha por la supervivencia ya que permite a la persona defenderse de situaciones que son injustas; hechos que producen dolor y tristeza.

Contener la rabia en ciertos momentos es positivo, sin embargo, no lo es cuando se convierte en una forma de reaccionar. Así ocurre, por ejemplo, en el caso de aquellas personas que huyen del conflicto.

Fotos: Fotolia - xenal / nopember30

 
 
 
Temas en Rabia Contenida
 

Redes Sociales