Definición ABC » Salud » Psicología de la Personalidad

+

Psicología de la Personalidad - Definición, Concepto y Qué es

La psicología de la personalidad atiende a aquello que hace único a cada ser humano en su modo de ser. Esta rama de la psicología reflexiona sobre cómo la especie humana tiene unos parámetros de conducta similar, sin embargo, cada persona solo puede comprenderse atendiendo a su individualidad. Es decir, existen diferencias importantes entre dos personas incluso, cuando son amigas o forman parte de una misma familia.

El ser humano no puede entenderse como una isla independiente ya que la personalidad también está marcada por otros factores como el contexto social, la cultura, la religión, el periodo histórico, el estilo de vida, el entorno familiar y la educación recibida. Esta rama de la psicología atiende de forma profunda a la interioridad desde la perspectiva de lo humano. A su vez, la personalidad también está claramente vinculada con la socialización puesto que la persona solo puede comprenderse en su relación con los demás.

Medir la estabilidad emocional

Uno de los factores que puede medir la psicología de la personalidad es la estabilidad emocional del sujeto. Con qué recursos cuenta esta persona para reaccionar frente a situaciones difíciles. De qué modo afronta las dificultades y gestiona las emociones inherentes ante los problemas.

Además, la estabilidad emocional también puede ponerse en relación con la felicidad ya que una persona con una personalidad estable tiende a sufrir pocos cambios drásticos de humor y esto le aporta una serenidad que es clave para el bienestar.

Vinculación con la psicología Evolutiva

El ser humano evoluciona a lo largo de su vida afrontando distintas etapas vitales desde el momento del nacimiento hasta la muerte. La psicología evolutiva toma como objeto de estudio este itinerario vital, comprendiendo las distintas fases de desarrollo de un ser humano y sus circunstancias de vida. El ser humano no solo cambia a nivel psicológico sino que también se relaciona en un entorno cambiante. Y este entorno, influye en los comportamientos de las personas.

El tiempo es un factor real en nuestra vida aunque los minutos y las horas sean una entidad trascendente que va más allá de nosotros mismos. Sin embargo, la edad crea una circunstancia como muestra el hecho de que las inquietudes y las prioridades de una persona de cincuenta años no son las mismas que tenía esa misma persona en su adolescencia.

Existe una evolución que es fruto del vivir y de las experiencias de vida. Pero también, del impacto que la edad causa no solo a nivel psicológico sino también, a nivel físico.

Conviene puntualizar que este proceso de cambio es totalmente personal y único. Es decir, dos personas que tienen la misma edad evolucionan de modo distinto ya que la vida de ambas es diferente. La psicología evolutiva puede tener dos campos de aplicación, en primer lugar, puede analizar la evolución de la especie. Y en segundo lugar, puede atender a cada caso individual.

Fotos: iStock - YinYang / ozgurdonmaz

 
 
 
Temas en Psicología de la Personalidad
 

Redes Sociales