Definición ABC » Salud » Psicodiagnóstico

+

Definición de Psicodiagnóstico

La salud mental es muy importante en la promoción del bienestar. El psicodiagnóstico es la evaluación clínica llevada a cabo por el psiquiatra cuando trata a un paciente con el fin de determinar qué le ocurre y así poder establecer un tratamiento personalizado. Por ejemplo, un diagnóstico de un trastorno del estado de ánimo, un cuadro de ansiedad generalizado, o también, un trastorno psicótico. El origen del término psicodiagnóstico debe su razón de ser a Rorschach en el año 1921.

Diagnóstico de salud mental

Por medio de esta evaluación, el especialista evalúa la salud mental del paciente por medio del conocimiento de su personalidad. Este proceso de atención psicológica y psiquiátrica, se lleva a cabo a lo largo de varias sesiones con el fin de conocer mejor la esencia del paciente desde una triple dimensión: cognitiva, relacional y afectiva.

En la primera parte de este proceso de evaluación se sitúa la entrevista clínica en donde el paciente habla de sí mismo y comparte aquello que le ocurre. En este punto, el paciente concreta cuál es la motivación principal de la consulta, la razón que le ha llevado a pedir ayuda.

A partir de la información interpretada de forma profesional por el experto, el especialista puede concretar qué factores están influyendo en su conducta, especialmente, si existen algunos comportamientos patológicos. El experto analiza la historia del paciente, por ejemplo, también estudia si existen algunos antecedentes que pueden condicionar la situación actual.

La evaluación clínica en psicología

No solo es utilizado como método de trabajo en psiquiatría, sino también, en psicología. En ese caso, por medio del proceso de análisis del caso, el especialista determina también la intensidad de los síntomas a partir de un baremo. Para ello, también utiliza herramientas concretas, por ejemplo, test psicológicos. El psicodiagnóstico tiene una mirada humanista, es decir, no pretende encasillar a la persona a partir de unas características de personalidad determinadas. La visión del paciente no es reduccionista y limitante sino integral.

La evaluación no solo va acompañada de un análisis del diagnóstico, sino también, de un estudio de los resultados al tratamiento aplicado. Este proceso puede tener una motivación clínica o forense.

Esta prueba clínica también puede ser muy positiva para que los padres comprendan mejor el universo interior de su hijo en la etapa de la infancia o la adolescencia al comprender mejor sus rasgos de personalidad. Sin embargo, esta prueba siempre debe llevarse a cabo cuando un experto así lo recomiendo por algún motivo específico. Por ejemplo, esta prueba es importante en un diagnóstico por hiperactividad.

Foto: Fotolia - pucki

 
 
 
Temas en Psicodiagnóstico
 

Redes Sociales