Definición ABC » Salud » Prevención del Suicidio

+

Prevención del Suicidio - Definición, Concepto y Qué es

El suicidio es una causa de muerte evitable. Es decir, la idea de que el suicidio se puede prevenir es clave desde el punto de vista de la salud para poder ofrecer apoyo a personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad como consecuencia de ideas depresivas o autodestructivas. Existe una entidad que está realizando una gran labor de concienciación sobre salud emocional: el Teléfono de la Esperanza.

En ocasiones, el suicidio es tratado en forma de ocultación puesto que, desde el punto de vista periodístico, se recomienda no desvelar detalles concretos sobre un suicidio ocurrido porque este tipo de noticias pueden fomentar la imitación. Sin embargo, los profesionales que explican que el suicidio se puede evitar explican que la ocultación no es una buena fórmula para concienciar a la población sobre los factores de riesgo.

Sígnos de alarma emocional

Existen signos de crisis suicida que conviene considerar como factor de alarma: soledad y aislamiento que producen una gran amargura en el alma, un sufrimiento agónico que afecta a la persona en lo más hondo de su ser, hasta el punto de ponerle al límite de la desesperanza, pensamiento negativo que potencia la visión en forma de túnel respecto del futuro, es decir, la persona siente que se encuentra en una especie de callejón sin salida.

El suicidio se materializa previamente en forma de ideas en torno al mismo. La persona puede llegar a sentir que la muerte es una especie de evitación del sufrimiento que produce la vida.

Sin embargo, los programas de prevención del suicidio son muy importantes porque informan, precisamente, de que existe una solución para todo sufrimiento. Y esa solución no es el suicidio sino el tratamiento psicológico adecuado. El apoyo emocional y social.

Hablar con el médico de cabecera

Si una persona se encuentra en este tipo de situación debe compartir sus sentimientos con alguien más, no intentar hacerse cargo de su propio malestar. Además de hablar con un amigo también es aconsejable hablar con el médico de familia que orientará al paciente sobre los pasos que debe seguir. Por ejemplo, iniciar una terapia psicológica.

En ocasiones, las personas tienen una noción distorsionada del concepto de salud. Las dolencias físicas son muy visibles, sin embargo, las dolencias del alma no lo son tanto. Por esta razón, el suicidio es ese mal silencioso que no solo daña al protagonista sino también, al entorno familiar que experimenta un duelo cargado por el sentimiento de culpa de no haber podido evitar lo sucedido.

Fotos: iStock - Juanmonino / btrenkel

 
 
 
Temas en Prevención del Suicidio
 

Redes Sociales