Definición ABC » Salud » Presión Baja

+

Definición de Presión Baja

DesmayoLa Presión Baja, también conocida como hipotensión arterial, es una situación en la que la presión arterial desciende por debajo de los límites considerados como normales.

La presión arterial es un valor que está formado por dos cifras que son sus límites, estos se cuantifican en milímetros de mercurio (mmHg), para poder determinarlos es necesario utilizar un aparato llamado tensiómetro o esfigmomanómetro. La presión arterial máxima o sistólica debe encontrarse entre 90 a 140 mmHg, por su parte la presión mínima o diastólica debe oscilar entre los 90 y los 60 mmHg, de esta manera se establece que los valores normales de presión arterial deben estar entre 140/90 mmHg y 90/60 mmHg.
Cuando la presión arterial se encuentra por debajo de 90/60 mmHg ocurre la hipotensión arterial, esto es reflejo de algún problema de salud y puede ocurrir por dos mecanismos principales como son la disminución del volumen de sangre o la distensión las paredes de las arterias.

La hipotensión arterial leve normalmente produce síntomas como mareo y sensación de desmayo, en algunos casos la persona puede desvanecerse y perder el estado de conciencia sufriendo un traumatismo, las caídas leves de presión arterial ocurren en condiciones como el golpe de calor, fiebre, como efecto secundario al someterse a terapias o tratamientos con algunos medicamentos especialmente los diuréticos o por problemas cardiacos como la insuficiencia cardíaca, anomalías de las válvulas y arritmias en las que disminuya la frecuencia cardíaca.

Los casos más severos de disminución de la presión arterial ocurren en los estados de pérdidas de líquidos con deshidratación como ocurre ante infecciones que producen vómitos y diarrea; esta condición también ocurre cuando hay una hemorragia o trastornos como infecciones o reacciones alérgicas severos. En estos casos la hipotensión es una condición grave y puede poner en riesgo la vida de la persona, ya que al no haber presión suficiente la sangre no llega a los órganos y estos sufren una falta de oxigeno con lo que puede ocurrir un infarto del órgano afectado, muchas veces ante una hipotensión severa ocurre una falla en el aporte de oxigeno al cerebro lo que ocasiona un accidente cerebrovascular de tipo isquémico.

En ocasiones las personas pueden confundir una hipotensión con una baja en los niveles de azúcar, un dato que puede ayudar diferenciarlos es el hecho de que en los casos de hipoglicemia la persona afectada presenta una sudoración muy abundante, mientras que en la hipotensión esto no ocurre.

En casos como este lo que hay que hacer es acostar a la persona afectada y elevarle las piernas por encima del tronco, si esta consciente se le deben suministrar líquidos tomados; estas medidas serán de gran ayuda hasta que llegue la atención médica.

 
 
 
Temas en Presión Baja
 

Redes Sociales