Definición ABC » Salud » Preoperatorio

+

Definición de Preoperatorio

Se conoce como preoperatorio, o evaluación preoperatoria, a una serie de estudios y evaluaciones médicas que practican antes de llevarse a cabo una intervención quirúrgica.

Estos estudios son efectuados por médicos internistas o médicos cardiólogos, quienes emiten un informe que determina el riesgo quirúrgico en base a escalas estandarizadas, principalmente la escala de ASA (Sociedad Americana de Anestesiólogos) o la escala de Goldman, así como las recomendaciones pre, peri y postoperatorias para disminuir el riesgo.

¿En qué consiste un examen preoperatorio?

El estudio es una evaluación que consiste en un examen médico acompañado por estudios de laboratorio, radiografía de tórax y electrocardiograma.

Los estudios de laboratorio constan principalmente de:

Hematología. Permite identificar los niveles de hemoglobina, así como el contaje de glóbulos blancos, que actúan como defensas ante las infecciones, y las plaquetas, células necesarias para que se lleva a cabo la normal coagulación de la sangre.

Pruebas renales. Incluyen la urea, BUN, creatinina y examen de orina. La determinación de la función renal es básica ya que los medicamentos anestésicos, así como los que se deben suministrar después de la cirugía, deben ser eliminados del organismo. Muchos medicamentos necesitan ajuste de dosis cuando existe falla renal.

Pruebas hepáticas. El hígado es un órgano clave para la eliminación de varias sustancias del cuerpo, en especial aquellas que deben sufrir cambios en su molécula para que puedan desecharse. Igualmente el hígado es un órgano involucrado en la regulación de los niveles de azúcar durante el ayuno, en la producción de los factores de coagulación necesarios para evitar una hemorragia y en la fabricación de proteínas que serán usadas para cicatrizar las heridas quirúrgicas.

Pruebas metabólicas. Parámetros como la glicemia, colesterol y triglicéridos permiten identificar trastornos del metabolismo que pueden afectar la cicatrización de las heridas o favorecer la aparición de complicaciones.

Tipiaje sanguíneo. Es imprescindible conocer el tipo de sangre del paciente, ya que algunas cirugías pueden ameritar practicar transfusiones, en especial las cirugías aparatosas como las cirugías para eliminar tumores malignos y el reemplazo de la articulación de la cadera.

Pruebas de coagulación. Además de determinar el número de plaquetas, es necesario evaluar los factores de coagulación, por lo que se solicitan estudios como el PT y PTT, cuando estos se encuentran alterados pueden ocurrir complicaciones como las hemorragias.

Serología. Previo a una cirugía suelen hacerse pruebas de serología que buscan identificar si existe infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH), así como por los virus de hepatitis B y C. Esto se hace principalmente para que el personal de salud que participará en el procedimiento adopte medidas de prevención ante un contagio.

El estudio de rayos X de tórax permite identificar trastornos pulmonares o cardíacos que puedan representar un mayor riesgo de complicaciones durante la cirugía. Estos trastornos son principalmente la presencia de infecciones respiratorias, enfisema o el aumento de tamaño del corazón.

El electrocardiograma se practica para evaluar cómo funciona el corazón y si existe alguna arritmia. Muchos medicamentos usados en anestesia están contraindicados cuando existen afecciones del corazón.

Estos estudios pueden complementarse con pruebas como el MAPA, para identificar trastornos de la presión arterial, Holter que permite evaluar el ritmo del corazón en busca de arritmias e incluso una Prueba de Esfuerzo que pone en evidencia trastornos como las anginas de pecho.

Riesgo preoperatorio

La obtención de estos resultados es imprescindible para poder estimar el riesgo de que ocurran eventos como complicaciones cardiovasculares e incluso la muerte, esto con la finalidad de disminuir este riesgo mediante acciones que incluyen:

- Tratamiento y control adecuado de las condiciones médicas y enfermedades existentes.

- Cambio en la técnica o procedimiento quirúrgico a efectuar por otro de menor duración o menor complejidad.

- Adecuación de los esquemas de anestesia a suministrar acorde con las condiciones de salud existentes.

- Monitoreo estrecho de las condiciones del paciente durante y después de la cirugía.

Una condición que suele incrementar el riesgo preoperatorio es que la cirugía se lleve a cabo de emergencia. Cuando la vida está en riesgo, es posible que una vez que el paciente llega a emergencia sea llevado a quirófano antes de efectuar esta evaluación, esto ocurre principalmente frente a heridas o traumatismos graves.

Fotos: Fotolia - nito / santypan

 
 
 
Temas en Preoperatorio
 

Redes Sociales