Definición ABC » Salud » Postparto o Puerperio

+

Qué es Postparto o Puerperio

El postparto, también conocido como puerperio, es la fase que sigue al parto y dura aproximadamente 6 semanas o cuarenta días, lo que hace que también muchas veces sea conocido como cuarentena.

Lo trascendental de esta etapa es que todos los órganos genitales deben retornar a su estado normal previo al embarazo. El puerperio se inicia una vez que se expulsa la placenta, a partir de ese momento el útero se contrae y comienza a experimentar una serie de cambios que hace que pase de un peso de 1000 gramos al momento del parto a su peso habitual que corresponde a 100 gramos. Igualmente su longitud disminuye de 36 centímetros y 12 centímetros que es su longitud habitual, el cuello uterino y la vagina también sufren cambios.

Molestias asociadas al postparto

Una vez que son expulsados el feto y la placenta, el útero se contrae para eliminar su capa interior, así como los restos de la placenta y las membranas. Esto hace que durante el postparto la mujer presenta un sangrado semejante el sangrado menstrual que se conoce como loquios y que puede durar hasta 40 días. Esta secreción va cambiando de aspecto, pasando hacer desde francamente sanguinolento, hasta tomar un aspecto blanquecino ya al final del postparto.

La expulsión de los loquios puede acompañarse de dolor semejante a un cólico en la parte baja del vientre, este dolor es lo que como se conoce popularmente como entuertos. Su intensidad aumenta durante la lactancia por efecto de una hormona que se llama oxitocina, que ayuda a que ocurra la lactancia siendo capaz además de estimular la contracción del útero.

Postparto y fertilidad

Normalmente la mujer tiene un ciclo menstrual en el cual se alternan la producción de dos hormonas, los estrógenos en la primera parte del ciclo y la progesterona al final del mismo. Esto cambia completamente durante el embarazo, una vez que se llega al postparto se retoma el ciclo normal aproximadamente entre la tercera y la quinta semana postparto.

La regularización de los ciclos menstruales se pone en evidencia con la reaparición de la menstruación, lo que por lo general ocurre un mes después del parto. Debido al hecho de que la menstruación se produce como consecuencia de la ovulación, se estima que ya entre los 40 y los 45 días del puerperio las mujeres vuelven a ovular, por lo que es importante iniciar un método anticonceptivo inmediatamente después del parto evitando así un embarazo no deseado.

Las mujeres que llevan a cabo la lactancia materna regular varias veces al día, tienen una mayor producción de la hormona prolactina, lo cual tiene un efecto inhibidor de la ovulación protegiendo a la mujer de un nuevo embarazo mientras se encuentre lactando.

Tras el parto las mamas sufren una gran cantidad de modificaciones. En los primeros días del puerperio se producen cambios hormonales que hacen que aumente la producción de leche, esto lleva a que aumenten de tamaño y se tornen muy calientes y dolorosas. Tras el nacimiento del bebé la primera secreción es muy clara y diluida, esta primera leche materna se conoce como calostro y es capaz de brindar los nutrientes que requiere el recién nacido en su primeras horas y días de vida.

Cuidados generales que debe seguir la madre durante el postparto

La primera parte del postparto o puerperio ocurre por lo general en el hospital, por lo que la madre se encuentra al cuidado del equipo médico que vigila el proceso de involución uterina (proceso en el cual el útero se contrae y se palpa como una masa dura que hace que se contenga la hemorragia), la presión sanguínea de la madre, la temperatura y la presencia de hemorragia sangrados anormales.

Tras el nacimiento del bebé, ocurre un aumento en la cantidad de orina que produce la madre lo que es consecuencia de la reabsorción de los líquidos acumulados, es importante que la madre tome abundantes líquidos para evitar deshidratarse.

Debe cuidarse mantener una buena higiene del área genital para evitar adquirir infecciones urinarias. Igualmente en el caso que se haya realizado cualquier procedimiento para facilitar el parto, como es el caso de la episiotomía, debe cuidarse esta herida, sobre todo al momento de evacuar, para que no se contamine.

Muchas veces es útil el uso de fajas para ayudar a recoger el abdomen y aliviar el dolor que acompaña a procedimientos como la cesárea. El uso de faja ayuda a que la madre pueda comenzar a caminar inmediatamente tras el parto lo cual ayuda a disminuir la aparición de problemas circulatorios en las piernas, principalmente las trombosis y las tromboflebitis, que ocurren cuando los pacientes permanecen mucho tiempo inmovilizados en cama.

La lactancia materna al principio debe ser a libre demanda, es decir, cada vez que el bebé lo requiera. Cuando las mamas se congestionan y se tornan dolorosas se recomienda usar un extractor de leche, también es útil aplicar un masaje suave luego de colocar calor local húmedo con lo cual se favorece el drenaje de leche aliviando la congestión.

En la mayoría de los casos tras el segundo mes posterior al parto la mujer se ha recuperado completamente, con lo que concluye la fase de postparto y puerperio.

Foto: Fotolia - pololia / haveseen

 
 
 
Temas en Postparto o Puerperio
 

Redes Sociales