Definición ABC » Salud » Polifagia

+

Definición de Polifagia

La alimentación es uno de los pilares del bienestar del organismo humano. Sin embargo, en torno a la alimentación también pueden producirse diferentes patologías. Por ejemplo, la polifagia. Una dolencia que lleva al paciente a sentir un hambre compulsiva de forma habitual, de este modo, al comer de un modo excesivo, en más dosis de las recomendadas, experimenta un aumento de peso.

Causas que se observan

Este deseo de comer como consecuencia de un hambre desmedido puede estar producido por diferentes factores, por ejemplo, causas hormonales. O también, hechos psicológicos. La persona que sufre esta patología centra su rutina, principalmente, en satisfacer este deseo de comer. Y no queda satisfecho hasta que lo ha hecho en grandes cantidades. Sin embargo, se trata de una satisfacción momentánea. La polifagia produce, por tanto, cambios habituales de humor.

Uno de los motivos cotidianos más frecuentes de la polifagia es la ansiedad

Por ejemplo, existe una gran diferencia entre comer por hambre o hacerlo por ansiedad. Sin embargo, con relativa frecuencia, pacientes que conviven con la ansiedad tardan un tiempo en identificar que en realidad, la comida se convierte en un deseo de querer llenar un vacío interior. En muchos casos, es necesario tener apoyo psicológico para superar este problema emocional con el fin de que el paciente aprenda a identificar aquellas emociones y sensaciones que están detrás de los impulsos de comer.

En otros casos, este cambio en los hábitos de alimentación y el aumento del apetito descontrolado también puede ser un efecto secundario de la toma de algún medicamento. En este caso, el médico puede recetar al paciente un tratamiento diferente o reducir la dosis del medicamento que estaba tomando. Sin embargo, el paciente nunca debe tomar por decisión propia dejar de tomar una medicina. Cualquier cambio siempre debe realizarse bajo la supervisión profesional.

En algunos casos, por ejemplo, durante el embarazo, la polifagia puede estar producida por un cambio hormonal. Durante la gestación es habitual que las embarazadas experimenten un mayor apetito y deseo de antojos durante el primer y tercer trimestre de embarazo. Es decir, en este caso, el dato se contextualiza en un marco concreto.

Cuando el hambre está en la mente

En este tipo de situaciones, el deseo de comer que va acompañado de la imperiosa necesidad de satisfacer una necesidad puede ser más psicológico que físico. Así ocurre, por ejemplo, cuando la polifagia está causada por el estrés o la depresión.

Fotos:Fotolia - kikovic - vvmich

 
 
 
Temas en Polifagia
 

Redes Sociales