Definición ABC » Salud » Polidipsia

+

Definición de Polidipsia

Desde el punto de vista de la salud, la polidipsia es una patología que muestra la necesidad compulsiva de beber y tomar líquidos que experimenta una persona, por encima de los límites saludables. Con frecuencia, esta tendencia a tomar muchos líquidos va acompañada por el síntoma de una enfermedad determinada, por ejemplo, la diabetes. Es decir, no es extraño que el paciente pueda descubrir en breve un diagnóstico de este tipo.

Síntoma de otra enfermedad

Por tanto, es muy importante puntualizar que la polidipsia no es una enfermedad desde el punto de vista del diagnóstico clínico, sino que es un síntoma que lleva al especialista a identificar cuál es la causa que lo produce. Por tanto, desde este punto de vista, la polidipsia es una consecuencia de otro mal determinado.

Sin duda, tomar líquidos es una medida muy saludable durante el día, sin embargo, hacerlo en exceso altera el funcionamiento de todo el organismo, además de que puede producir una ansiedad en el paciente puesto que no siente que su sed quede realmente satisfecha. ¿Qué síntomas pueden ayudarte a diferenciar cuándo la sed está en los límites de lo normal o cuándo estás sufriendo un problema determinado? Por ejemplo, cuando ha aumentado de forma notable el número de veces que vas al baño, es recomendable que atiendas a este dato. Si la sed también va acompañada de otros síntomas físicos, por ejemplo, el cansancio generalizado. Sigues experimentando sed incluso aunque acabes de tomar un vaso de agua.

Aunque existen distintos tipos de líquidos, la persona que sufre polidipsia toma especialmente agua como bebida principal con la que saciarse.

Factores que influyen en la sed

El especialista médico puede ayudarte en la consulta a identificar las posibles causas de este hecho. Por ejemplo, tal vez hayas experimentando un cambio en los hábitos de tu dieta. La polidipsia altera de un modo negativo la vida del paciente hasta que finalmente se descubre el diagnóstico determinado ya que el paciente el hambre y la sed son necesidades básicas del organismo. Y cuando estas necesidades no están cubiertas, surge un malestar.

En condiciones normales, la ingesta de agua varía dependiendo de diferentes factores. Por ejemplo, la edad, el clima, la época del año y el estilo de vida.

Fotos:Fotolia - XtravaganT - Halfpoint

 
 
 
Temas en Polidipsia
 

Redes Sociales