Definición ABC » Salud » Pleura y Pleuresía

+

Definición de Pleura y Pleuresía

La pleura es una membrana que recubre a los pulmones y al interior de la caja torácica. Cuando se afecta por cualquier condición se inflama dando así origen al trastorno conocido como pleuresía.

Entendiendo la pleura

Los pulmones son dos estructuras contenidas a cada lado del tórax, entre ambos se encuentra un compartimiento conocido como mediastino en donde se ubican el corazón, las arterias aorta y pulmonares, las venas cavas, la tráquea y el inicio de los bronquios principales, el esófago, ganglios y vasos linfáticos, así como varios trayectos nerviosos, principalmente el nervio vago.

La pleura tiene dos hojas, una llamada pleura visceral, que recubre en su totalidad a cada pulmón, al llegar a su zona media cerca del mediastino la pleura se continua hacia la cara interna de la pared que forma el tórax, originándose la hoja o pleura parietal.

Entre ambas hojas existe una pequeña cantidad de líquido que permite que ambas membranas se deslicen entre sí, sin embargo se encuentran completamente adheridas, no existiendo ningún espacio entre ellas.

La distribución de la pleura es un factor que permite que cada vez que el tórax se expande durante la inspiración, los pulmones se distiendan llenándose de aire.

Algunos procesos que afectan a los pulmones pueden comprometer también a la pleura produciendo se inflamación, dando origen al trastorno conocido como pleuresía.

¿Por qué ocurre la pleuresía?

La causa más común de afectación pleural son las infecciones. Algunos microorganismos son capaces de producir infección pulmonar o neumonía y hacer que se produzca una cantidad de líquido que se acumula en la pleura denominado derrame pleural.

Otras condiciones que se acompañan por derrame pleural son algunos tipos de cáncer del pulmón, metástasis de tumores localizados en otros sitios, traumatismos en el tórax y obstrucción de las arterias pulmonares por embolismos. También es posible que algunas enfermedades autoinmunes se acompañen por inflamación de diversas membranas del cuerpo.

Dolor pleurítico, un dolor muy característico

Muchas veces la presentación del dolor tiene características muy particulares que permiten reconocerlo fácilmente, tal es el caso del dolor debido a una pleuresía, conocido como dolor pleurítico.

La inflamación pleural desencadena un dolor de tipo punzante muy intenso, a nivel de las costillas inferiores de un solo lado del tórax cada vez que la persona toma aire. Quienes padecen este trastorno por lo general procuran quedarse acostados de medio lado, sobre el lado del dolor e inconscientemente se sujetan el tórax. Otros síntomas que pueden estar presentes son fiebre, tos y dificultad para respirar, con una respiración muy rápida y superficial.

La pleuresía debe ser tratada adecuadamente

Este tipo de afecciones deben ser evaluadas por un especialista, no se recomienda automedicarse ni tratar de solventarlo con remedios caseros. Es importante ser evaluado por un médico ya que es necesario diagnosticar cual es la causa e iniciar el tratamiento para evitar complicaciones, principalmente la insuficiencia respiratoria.

Es necesario llevar a cabo estudios de laboratorio e imágenes, principalmente rayos x y tomografía de tórax. También puede ser necesario llevar a cabo una punción del tórax conocida como toracocentesis con el fin de obtener una muestra del líquido para su estudio.

Fotos: Fotolia - pixdesign123 / joshya

 
 
 
Temas en Pleura y Pleuresía
 

Redes Sociales