Definición ABC » Salud » Plaquetas

+

Definición de Plaquetas

plaquetas Las Plaquetas, también llamadas trombocitos, son un tipo de células de la sangre que cumplen una importante serie de funciones relacionadas con el proceso de coagulación de la sangre y la reparación de los tejidos tras un daño.

Las plaquetas son producidas en la médula ósea, una vez que pasan a la circulación se mantienen en sangre solo durante ocho días, que es el tiempo de vida de una plaqueta.

Estas células son capaces de iniciar el proceso de coagulación de la sangre ya que ellas son capaces de identificar algunas proteínas que se encuentran expuestas al sistema inmune en el sitio de la lesión, activando la cascada de la coagulación que finalmente dará origen a un trombo o coagulo de sangre con lo que contribuyen a detener las hemorragias. Esto es lo que se conoce como activación plaquetaria.

La regeneración como objetivo

Una vez culminado este proceso las plaquetas son capaces de liberar una serie de sustancias conocidas como factores de crecimiento plaquetarios que tienen como función estimular a las células del tejido lesionado para que se forme un nuevo tejido reparándose así la lesión, este proceso se lleva a cabo en especial en los vasos sanguíneos.

Esta capacidad de regeneración hay llevado al uso de la fracción de plasma rica en plaquetas con la finalidad de reparar tejidos afectados tanto por el proceso del envejecimiento como por enfermedades degenerativas, con resultados bastante favorables.

Funciones y cuidados

MarathonLa función de las plaquetas suele verse afectada por el uso de sustancias como algunos medicamentos y alimentos. Los medicamentos principalmente involucrados en la afectación de la activación plaquetaria son los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) y la aspirina, en menor grado también es posible afectar la función plaquetaria con el uso de Vitamina E y Omega 3.

La afectación de la función plaquetaria se relaciona con el riesgo de sangrado en personas que usan este tipo de medicamentos, este se manifiesta como hemorragias digestivas, nasales y la aparición de moretones en la piel. Por esta razón es necesario suspender estos medicamentos en caso de que el paciente vaya a ser sometido a una intervención quirúrgica o a algún procedimiento odontológico en el que exista el riesgo de desarrollar una hemorragia.

Esta también es la razón por la que no se debe usar estos medicamentos ante enfermedades infecciosas producidas por virus capaces de disminuir el número de plaquetas como es el caso del Dengue, ya que se potencia aún más el riesgo de desarrollar una hemorragia lo cual pone en riesgo la vida de quien la padece.

 
 
 
Temas en Plaquetas
 

Redes Sociales